Estamos en la era de la creatividad, de la innovación y de las start ups, que gracias a webs de micromecenazgo o crowdsourcing pueden conseguir el dinero que necesitan para la inversión inicial para lanzar un nuevo producto. Nos hemos puesto a indagar en una de las páginas más conocidas y más usadas como es kickstarter.com, para ver qué productos hay en desarrollo en el mundo de las bicis. Y nos hemos encontrado con muchas propuestas interesantes de pequeños creadores llenos de ilusión y que buscan un empujón para que su proyecto vea la luz.

 

1- WINGLIGHTS 

Los Winglights son unos intermitentes que se montan en cualquier manillar de bici mediante un sistema de imanes. Son resistentes al agua y muy fáciles de usar: sólo con presionar se activan o desactivan. Cuando se desmontan se pegan entre ellos y forman un práctico llavero. Ideal para no perderlo.

 

2- SONUS RAIDER 

A simple vista parece un candado como muchos otros. Pero podríamos decir que es un candado 2.0: se abre y se cierra con una app en el móvil. ¿Las ventajas? Muchas, pero la que más me gusta es que si un conocido tuyo necesita tu bicicleta, le envías el código por teléfono y lo puede desbloquear sin que tengas que darle la llave del candado.

 

3- BICYCLE FRAME HANDLE

Si sois usuarios de bicicleta por ciudad, sabéis lo incómodo que es subir o bajar escaleras cargando con ella. Algo tan estúpido como un asa para la bicicleta nos hará mucho más fácil el momento de levantarla. Y además, la puedes personalizar escogiendo entre varios tipos de piel y color.

 

4- IMPRINT BICYCLE GRIPS

Uno de nuestros tres puntos de contacto y el más delicado son las manos. Todos hemos experimentado ampollas o roces después de muchas horas de pedaleo. La gente de TMR designs ha creado unos puños 100 % adaptables a tus manos. Tan fácil como calentarlos, apretarlos y esperar a que se enfríen para que la forma de nuestras manos quede sólida.

 

 5- MUSGUARD 

Ya sabemos que llevar guardabarros es lo menos cool del mundo, pero a veces son muy útiles. Musguard es una gran opción. Están hechos de plástico de polipropileno reciclado, son muy fáciles de montar y cuando no lo usas se enrollan y se guardan de una manera muy práctica. El diseño ha tenido tanto éxito, que ya se puede encontrar en la tienda del museo de arte moderno de Nueva York MoMA.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.