Todos conocemos a Aaron Chase por ser uno de los freeriders más famosos del planeta, no solo de los últimos años, sino de la historia del mountain bike.

En este vídeo el propio Chase demuestra su espíritu de superación tras la grave lesión que sufrió en su espalda años atrás. Un accidente que estuvo a punto de dejarle en una silla de ruedas pero que gracias a su tesón consiguió recuperarse por completo.

Ahora, y con 38 años, Chase sigue haciendo de las suyas a los lomos de su bici, muy a pesar de su familia, que sufre una barbaridad.

Su último reto consistió en saltar un acantilado en la isla de Vancouver. Aquí tenéis el vídeo. ¡No os lo perdáis! ¡Una auténtica locura!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.