Aprovechando las redes sociales Aaron Gwin nos ha recordado su primer día en bici sin la ayuda de unas ruedas laterales. En esta imagen que colgó en Twitter e Instagram, vemos al ganador de la Copa del Mundo de Mountain Bike 2016 con tres años en su primer día en una bici sin la ayuda de ruedas laterales de apoyo. Ayudado por su madre, que le da el empuje necesario, el que todos necesitamos alguna vez, y le vemos equipado con un casco, bravo, y con una chaqueta de cuero negro que estaba muy de moda entonces.

Estos eran los primeros pasos de uno de los bikers que a la larga se acabaría convirtiendo en uno de los mejores descenders de la historia, al que sólo se le resiste el Campeonato del Mundo. Todos los aficionados le debemos mucho a su madre.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.