Aaron Gwin, el líder de la Copa del Mundo de DH 2015 y uno de los mejores riders de descenso de toda la historia, nos trae un vídeo con una bajada que seguramente es la primera y última vez que lo hará.

Y es que el famoso rider estadounidense se ha pasado por la casa de KTM para coger una moto de carretera, concretamente la KTM RC390, y tirarse montaña abajo como si se tratara de la mismísima prueba de Leogang o Lenzerheide. Un vídeo que nos ha dejado con la boca abierta, por la dificultad de las maniobras de Gwin en un terreno de montaña y con una moto que no está adaptada para estas condiciones.

Además, y tal como le sucedió en la última prueba que de la Copa del Mundo, le salta la cadena al inicio de la bajada. Sin embargo, su talento no tiene límites… ¡No te pierdas este impresionante vídeo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.