Lo hicieron de nuevo. Rachel Atherton, en muejres, y Aaron Gwin, en hombres, se impusieron una vez más en la prueba de la Copa del Mundo de DH que se disputó este fin de semana en Leogang.

Atherton continuó con su racha ganadora y se llevó la victoria, la décima consecutiva. Tahnee Seagrave, quien se perdió Fort William debido a una lesión y aún no se había recuperado por completo, consiguió una meritoria segunda plaza, mientras que la canadiense Miranda Miller completó el podio.

Rachel Atherton aseguró tras la prueba que lo que había conseguida era “una locura. Yo realmente no pienso en ello, pero estaba muy nerviosa antes de bajar. Ganar 10 carreras seguidas es una locura”.

Aaron Gwin, por su parte, no tuvo un fin de semana perfecto pero se sacó le mejor de sí mismo en la carrera del domingo. Troy Brosnan con una carrera increíble que le situó primero durante gran parte de la carrera. Sin embargo, el joven francés Loris Vergier superó a Brosnan y se colocó primero. Hasta que llegó Gwin, quien puso en pie a los aficionados una vez más.

Tras calcar los tiempos del joven francés, en el tercer sector el americano se puso 0,531 segundos por delante. La gente se volvió loca y Gwin cruzó la línea de meta en primera posición.

“Yo sabía que estaba perdiendo un poco de tiempo en la parte superior pero cuando salí de la última sección mi ritmo y mis sensaciones empezaron a cambiar. Por suerte finalmente me hice con la victoria”, aseguraba Gwin eufórico.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.