Los colectivos de ciclistas y la Guardia Civil de Pontevedra han mostrado su preocupación ante la aparición de cables “trampa” en diferentes bosques de la provincia gallega, hasta el punto que la misma Guardia Civil ha lanzado un mensaje pidiendo ayuda y cabeza a través de Twitter.

Nada más conocerse la aparición de una serie de trampas, puestas adrede, contra los ciclistas en montes de la zona de Verducido, el Seprona de Pontevedra ha abierto una investigación para dar con los encargados de dicha estupidez, y para averiguar si esta actitud puede tener consecuencias graves como la cárcel o por el contrario sólo se quedaría en una multa administrativa. Además, la Guardia Civil ha señalado que es imprescindible avisarlos en caso de encontrarse con una trampa de este estilo.

La investigación se centra sobre todo a partir de los cables encontrados y colocados a la altura del cuello y de tablones en el suelo con clavos para provocar pinchazos en las ruedas.

El mismo secretario de la mancomunidad de montes de Pontevedra dejó muy claro que “los que colocan dichas trampas no son conscientes que pueden llegar a ser muy peligrosas, teniendo en cuenta que algunas de ellas quedan a la altura del cuello”.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.