Al llegar al circuito de Banyoles, la primera bici con la que nos topamos fue con la BMC Fourstroke con el dorsal número uno, el 1 de Julien Absalon, toda una leyenda de nuestro deporte.

Después de consensuar con él mismo y su mecánico, pudimos hacernos con una de las bicis más codiciadas por los aficionados. Competitivamente hablando, Julien Absalon no tuvo su día en Banyoles. Según nos confesó él mismo en vísperas de la carrera, un problema de alergia primaveral le afectaba a la respiración. No parecía preocupado el sábado, ni el domingo con su onceava posición. Es plenamente consciente que lo bueno está por llegar.

 

Nos dirigimos pedaleando a nuestro estudio móvil mientras los aficionados insoeccionaban con mirada curiosa. Por un minuto, el tiempo que tardas en llegar a nuestro estudio te sientes Julien. Pedaleas con su bici con un dorsal que anuncia a los cuatro vientos que eres el mejor biker del planeta. Antes de fotografiarla, charlamos con el encargado de tener la bici puesta a punto para Banyoles, el mecánico de confianza de su pareja y corredora del equipo Canyon de MTB Pauline Ferrand Prevot, pues el mecánico del BMC que supervisa la bici de Absalon, Sylvain Golay, no le ha acompañado en esta ocasión. Esta claro que con Pauline comparten muchas cosas, también el mecánico (los dos motorhomes estaban situados el uno al lado del otro).

Lo primero que nos llamó especialmente la atención es que era la bici más pesada que pasaba por nuestro estudio. Nada menos que 10,870 kg en orden de marcha (portabidón, cadenciómetro, guardabarros delantero y soporte del ciclocomputador incluido). Es un buen peso para una doble suspensión con tija hidráulica incluida, pero no excepcional. Una bici fiable, sólida y segura capaz de sacar lo mejor de Julien en las bajadas y pasos más técnicos para poder recortar los segundos que su archienemigo Nino Schurter le araña o le arañaba en los tramos más técnicos de las bajadas. El peso extra de la bici respecto a otros modelos no le preocupa, él se encarga de poner en órbita la BMC Fourstroke y nos confiesa que durante el 90% de las pruebas de la temporada va a correr con la doble en detrimento de la hardatil, la BMC Teamachine.

A diferencia de la Mondraker Podium de Carlos Coloma que pudimos ver también en Banyoles, la BMC de Absalon es una bici que poco tiene que ver con el modelo que se comercializa. El cuadro y poco más. Además nos contó su mecánico que para el incio de la Copa del Mundo en Nove Mesto Julien correrá con un cuadro con bieleta de carbono para rebajar el peso en cerca de 200g. Con la que corrió en Banyoles es de aluminio, igual que los modelos que se comercializan.

Si atendemos a la parte de frontal de su bici nos llama la atención los nuevos neumáticos que monta, unos Vittoria Mezcal de 29″x2.1 en ambas ruedas. En cuánto a presiones para Banyoles utiliza entre los 1,4 delantero y 1,5 BAR trasero. Recordemos que durante la temporada pasada montaba unos Continental que alternaba en la mayoría de pruebas entre el Race King y el Speed King. Nos llamó la atención la utilización de un guardabarros delantero tipo Mucky Nutz, pues en todo el fin de semana no llovió y el circuito era rápido y seco. Una muestra más, imaginamos, de que este año Julien se tomó la prueba de Banyoles como un buen entrenamiento sin obsesionarse demasiado con el peso y configuración de la bici…

Monta unas ruedas Shimano XTR con aro de carbono muy sobrias. Si no nos fijamos en el buje XTR cuesta identificar si se trata de un prototipo o las Shimano XTR M900 tuneadas con radio Sapim CX-Ray.

Como podéis advertir, el cableado de la BMC Fourstroke FS01 es guiado por debajo de la tripa del cuadro vertical. Imaginamos que será uno de los puntos a mejorar en el futuro cuadro que debería ver la luz en un futuro no muy lejano. Monta la horquilla electrónica de Fox SC 32, fácilmente identificable por el cabezal de la botella derecha. Ambas suspensiones, amortiguador y horquilla electrónica, se nutren de la batería del Shimano XTR Di2 que monta Absalon como corredor abanderado y patrocinado de Shimano.

Julien utiliza una talla M y el sillín con un ligero retraso (unos 10-15 mm) y una altura de sillín de 741 mm respecto al eje del pedalier.

La batería es interna y está instalada en el interior del tubo de sillín. De hecho, el mecánico nos explica que para dar cabida a la batería y no entrar en conflicto con la tija hidráulica KS Lev Integra con caño de carbono y de solo 65 mm de recorrido que desde hace tiempo emplea Absalon, han tenido que rectificar y recortar para generar el espacio suficiente para que puedan convivir ambas, batería y tija telescópica. Julien utiliza un trozo de cinta americana a modo de “chivato” y punto de referencia para situar el sillín a una altura de 741 mm respecto al eje de la caja del pedalier.

Emplea un manillar 3T de carbono de 710mm de largo y una potencia de 90 mm con un ángulo de 6º sin espaciadores. Monta unos puños Lizar Skins con un tacto muy parecido a los puños de silicona pero algo más resistentes en caso de caída. Al utilizar una transmisión con un solo plato, aprovecha el espacio para instalar el pulsador remoto de cable para gestionar el recorrido infinito de los 65 mm de la tija hidráulica KS Lev Integra.

Monta un plato de 34 dientes, bielas XTR de 175 mm de largo en combinación con un cassette trasero Shimano XTR  de 11/40. Su mecánico nos confiesa que están deseosos de que Shimano comercialice un cassette de 11/46, por ejemplo, como ocurre con la gama XT y que tan bien casa para las transmisiones de 1x.

Utiliza un guíacadenas artesanal de carbono con tornillería de titanio que emplea desde la primera vez que optó por llevar transmisiones de un solo plato.

Más información de la espectacular BMC Fourstroke FS01 en la página web de BMC.

 

 

 

 

2 Respuestas

  1. Roger

    ¿Alguien en Solobici.es se encarga de supervisar la ortografía en los artículos que se publican? ¡Es que vaya tela! No se salva casi ninguno de los que leo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.