Después de haber sorprendido al mercado con las nuevas y espectaculares Occam, Orbea nos presentó también en Ainsa la actualización para 2016 de su exitosa montura de Enduro, la Rallon. Se trata de una puesta al día de una plataforma que ha funcionado muy bien este año, pero que lo de Mallabia querían seguir mejorando.

Nuevos números

Para ello, Orbea ha dotado a la nueva Rallon de una geometría aún más relajada y larga, con una pipa de dirección que se relaja en medio grado y un “reach” que pasa de 442 mm a 447 mm, para mayor estabilidad, manteniendo la agilidad que le confieren sus cortas vainas de 420 mm. El tubo de dirección se ha elevado 10 mm para equilibrar estos cambios, y refuerza así su espíritu de bici de enduro con guiños de mini-DH, una bici que devora el terreno. Igualmente, y sin que sea contradictorio, también han intentado hacerla más pedaleadora, con una ángulo de sillín que sigue las últimas tendencias y se coloca en unos verticales 75ª (frente a los anteriores 74,5º).

“Boosteada”

El siguiente cambio, y quizás el más significativo, es la adopción también por la Rallon del sistema Boost 148, con la nueva medida de bielas y el paso de eje trasero desde el anterior 142 mm al nuevo 148. Ello permite mayores pasos de rueda (ahora con compatibilidad para neumáticos de hasta 2.4″), una mejor rigidez y un mejor diseño de las ruedas compatibles con este estandar. Ello también conlleva un cambio en su eje concéntrico trasero, el antiguo C9/12, que aumenta de ancho hasta 148, simplifica su diseño y pasa a denominarse Concentric Boost.

Más cambios

Otros detales de la actualización son el nuevo desviador delantero desmontable, el nuevo sistema de guiado de cables externo, el nuevo puerto para el cable de la tija telescópica o los nuevos cojinetes sellados de la marca Enduro. Y continua equipando el mismo aluminio hidroformado de alta calidad del modelo 2014, así como otros aspectos ya probados como el chip de cambio de geometría en el soporte del amortiguador, su apuesta por suspensiones BOS en determinados modelos de la gama (y Fox en el resto) o la posibilidad de configurarla a medida a través del programa MYO de Orbea.

Dónde escoger

La gama estará formada por tres modelos, que van desde el completísimo X-Team (5.199 euros), que equipa suspensiones BOS delante y detrás, con transmisión XTR 1×11 , siguiendo con la X10 (3.999 euros), equipada con hidráulicos Fox y 1×112 en XT, o la más sencilla X30 (2.799 euros), que aun siendo la más económica de la gama, se muestra muy completa y fiable, con Fox delante y detrás,  y un infalible SLX , montado también en configuración de 1×11.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.