Cierre de lujo del Campeonato del Mundo de Mountain Bike que se ha disputado estos días en Vallnord (Andorra), con la disputa de las pruebas del descenso masculino y femenino de las categorías júnior y élite. Todas ellas han estado marcadas por unas condiciones muy distintas a las que se encontraron los pilotos en los días de entrenamiento y en la sesión clasificatoria, ya que desde este sábado el sol ha reinado en Vallnord y el trazado se ha ido secando, unas condiciones que nada tenían que ver con las de las sesiones preparatorias, marcas por el frío, el barro, el agua y la poca visibilidad.

A las excelentes condiciones meteorológicas se ha sumado una presencia masiva de público –muy superior a la de la última Copa del Mundo de 2013–, que se ha repartido a lo largo de los 2,5 kilómetros de longitud de un circuito técnico de verdad, con tramos delicados y exigentes, sin descanso, que ha pedido el máximo a los bikers y que ha coronado, sin dudarlos, a los pilotos que mejor han sabido estar en este duro recorrido de 700 metros de desnivel del Vallnord Bike Park La Massana.

El español Àlex Marín a las puertas del podio

La jornada dominical se inauguraba con los DH Jr, donde la francesa Marine Cabirou se ha colgado la medalla de oro, con un tiempo de 6:21.379, por delante de su compatriota Viktoria Giménez, 6:28.619 y la húngara Lilla Megyaszai, 6:48.207. España contó con el concurso de Carla Adalid, que quedó octava.

En categoría masculina España tenía puestas muchas esperanzas en Àlex Marín, uno de los mejores bikers de su categoría. Partía con uno de los mejores tiempos de los entrenamientos, pero al final no estuvo todo lo fino que a él le hubiera gustado, y tuvo que conformarse con la cuarta plaza, a +12.037 del ganador, el inglés Laurie Greenland, ganador de la última prueba de la Copa del Mundo en Val di Sole y dominador de la Copa del Mundo. Dejó el corno en 4:32.839 y cimentó su triunfo en el mejor tiempo del segundo sector. La plata fue para el belga Martin Maes y el bronce para el australiano Jackson Frew. El otro español en liza, Carlos Langelaan Von Heyden ha tenido que conformarse con ser el 25.

Podio élite femenino

Podio élite femenino

Rachel Atherton, la dama del DH

La británica llegaba a Vallnord después de ejercer un dominio insultante a lo largo de la temporada, llevándose con más que solvencia la Copa del Mundo tras ganar seis de las siete pruebas. En el trazado andorrano ha demostrado que a día hoy es la número 1 sin discusión. Ha dominado la prueba con autoridad, marcando los dos mejores cromos en las tomas de tiempos antes de cruzar la línea de meta, para delirio de una afición que se ha volcado con todos y cada uno de los pilotos. Para Rachel es éste su tercer oro en un Mundial, después de los conseguidos en 2013 y 2008.

Plata para una Manon Carpenter (Gran Bretaña) que defendía título y bronce para la australiana Tracey Hannah, que suma su tercer metal en los Campeonatos del Mundo, mientras que la española Carmen Martínez firmaba la 28ª posición.

Espectacular Loic Bruni encarando el sector final del recorrido

Espectacular Loic Bruni encarando el sector final del recorrido

Loic Bruni da un golpe sobre la mesa

Entre los aficionados había varios candidatos al triunfo en categoría masculina. Para muchos, Aaron Gwin, ganador de la Copa del Mundo, era el gran favorito, pero una caída ha lastrado a la estrella norteamericana y ha tenido que conformarse con ser el 74 de los 95 descenders participantes. Y había quien apostaba por el galo Loic Bruin, segundo en la Copa del Mundo y uno de los riders más regulares de la temporada, y los que lo hicieron rompieron la banca.

El de Lapierre, literalmente, ha volado en el circuito del Vallnord Bike Park, superando en dos segundos, al segundo clasificado, el sudafricano Greg Minnaar. Enorme salto de calidad del campeón de Francia, octavo en el pasado Mundial de Noruega, y que ha dado un oro histórico a su país, pues desde el conseguido por Fabien Barel en Livigno, Italia,  en 2005 el país vecino no ha subido a lo más alto del podio en un Campeonato del Mundo de DH.

Después de un gran primer sector, Minnaar se ha tenido que conformar con la medalla de plata, volviendo a pisar un podio que se le negó en Noruega 2014 después de dos oros seguidos. Greg ha superado en tres segundos a su compañero en Santa Cruz Josh Bryceland. ‘Rat Boy’ –uno de los riders con más seguidores en el mundillo– repite el podio del pasado Mundial y aporta una alegría que el circuito DH agradece y mucho.

A destacar el cuarto lugar del inglés Michael Jones –22º en la Copa del Mundo, teniendo el mejor resultado el 3º en la prueba inaugural de Lourdes (Francia) y el quinto del colombiano Marcelo Gutiérrez, que fue el 22º en el pasado Mundial y que en la ya concluida Copa del Mundo ha acabado en octava posición.

Bernat Guàrdia se despide a lo grande

Si para alguien era muy especial este Mundial, éste era Bernat Guàrdia, que dejaba la competición después de 15 temporadas como profesional. ‘Berni’ –en un día que a buen seguro no olvidará– ha sido el mejor de los cinco españoles participantes. Ha ocupado la 36º plaza, justo por delante de Antonio Ferreiro, el actual campeón de España; mientras que Ángel Suárez ha sido el 43, Edgar Carballo el 53 y Guillem Jorba el 76.

Con el DH masculino finalizaba un Mundial para enmarcar. Vallnord, como ya había demostrado en las tres ediciones previas de la Copa del Mundo acogidas, ha vuelto a estar a la altura. Cuenta con un escenario privilegiado para el disfrute y la práctica del MTB, goza de una eficacia organizativa a prueba de cualquier inconveniente, y la temporada que viene volverá a la carga con la Copa del Mundo, que se disputará tanto en Cross Country como en Descenso.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.