A continuación os traemos un espectacular vídeo de la aventura protagonizada por Lutz Eicholz, uno de los mejores monociclistas extremos que hay en la actualidad, por el monte Damavand, en Irán.

Después de tres años de planificación y más de diez años de monociclo extremo Lutz Eicholz ha logrado descender el monte Damavand, de 5.671 metros de altura. Pese a los enormes problemas con la altitud, las lesiones del equipo y el tiempo, con fluctuaciones entre los 40° y los -7°, Eichholz ha conseguido batir este récord de descenso de montaña en monociclo. Nunca antes un unicyclist había intentado bajar una montaña tan alta.

El deportista extremo y autor de la hazaña declaró después de conseguirlo que “en algunos puntos me sentí tan mal que pensé que iba a tener que renunciar. Sin embargo, este proyecto era tan importante para mí que me las arreglé para superar mis propios límites”.

Además de disfrutar de Eicholz, en el vídeo podemos ver algunas caídas que hacen daño solo de verlas. También hay que agradecerle al protagonista que nos brinde la oportunidad de conocer un lugar tan bello como este, perdido en un país tan poco conocido por la mayoría como Irán.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.