A pesar de que los miembros de la Jabalí Enduro Crew vivimos bastante alejados los unos de otros, las tecnologías nos permiten mantenernos en contacto constante como si estuviésemos en nuestro bar favorito tomando cervezas y cacahuetes. Eso nos facilita poner en marcha la maquinaria de organización de rutas en la que somos una especie de Equipo A y cada uno de nosotros tiene una especialización: tracks, fotografía, vídeo, logística, mecánica…

Como primer paso, comenzamos con el diseño y la búsqueda de los tracks. En una rápida prospección, localizamos dos rutas que planteamos empalmar para realizarlas en un día. Para afinar con los recorridos e intentar dejarlos lo más redondos posible, contactamos con Carlos Martín y Yose, dos endureros locales que nos proporcionaron la información necesaria para completar el diseño definitivo.

Consultando también a Oriol Morgades, uno de los bikers más aguerridos y rápidos que conocemos y que ya había estado en la zona, pronunció la segunda palabra mágica: “Igual es mucho unir las dos rutas para un solo día”. ¿Mucho? No necesitábamos más.

Quedaba activado el MST (Modo Soba Total).

Ya sólo era cuestión de ponerle fecha. Prepara las barritas y geles que vamos para allá.

Las montañas de Prades

Para situarnos, las montañas de Prades se localizan en la provincia de Tarragona y forman parte de la cordillera prelitoral catalana, que se levanta en paralelo a la costa a unos 60 km de distancia del Mediterráneo. Están formadas principalmente por calizas, pizarras y conglomerados, y su punto más elevado es el Tossal de la Baltassana, con 1.201 metros de altitud. El clima es típicamente mediterráneo, aunque con alguna zona de influencia continental, lo que hace que sean unas montañas aptas para ciclar durante todo el año, aunque en los meses de verano podemos encontrarnos con temperaturas demasiado elevadas.

Estas preciosas montañas se encuentran incluidas dentro del Plan de Espacios de Interés Natural de Cataluña y por su enorme y especial biodiversidad están en proceso de ser declaradas parque natural. Transitando entre su vasta red de senderos podemos encontrarnos con colonias de melojo, única en Cataluña, y también con encinas, pinos, tejedas o acebos. Entre la fauna, el águila real y el águila perdicera contemplarán desde las alturas nuestras pedaladas y derrapes. También abunda el jabalí, así que enseguida nos empezamos a sentir en familia.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.