¿Alguna vez te has encontrado a punto de perder el control cuando estabas practicando DH con tu mountain bike? O mejor dicho, ¿te has ido al suelo directamente?

Pues no estaría nada mal conocer la historia de Tom Bannister. Un grave accidente hace ocho años le obligó a que le amputaran el brazo izquierdo. Sin embargo, y ante el asombro de todos, este amante del downhill y de los senderos más extremos decidió buscar una solución para seguir montando en bici. Verle descender a estas velocidades y con un solo brazo es más gratificante que la victoria de cualquier rider profesional. ¡Bestial!

El vídeo que podéis ver a continuación es una auténtica historia de superación y da una idea de lo que ha conseguido superar Tom:

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.