Hace ahora dos años se fundó Biciclinic, un taller de bicicletas de Barcelona que era el sueño de sus dos propietarios, pero, probablemente, también la consecuencia lógica de una realidad cambiante y que responde a la necesidad de evolución de las nuevas tiendas de bicicletas. Es la historia de cómo arrancar un modelo de negocio que en los últimos tiempos está configurando un nuevo escenario en los comercios de bicicletas diferente a tal y como los entendíamos hasta ahora. Una tienda de bicicletas, basada en la venta, es cada vez más complicada de rentabilizar. Reinventarse, por tanto, parece obligado. El caso de Biciclinic, apostando por un modelo basado en la reparación y no tanto en la venta, parece haber dado con la clave en este sentido. Veamos cómo lo hicieron.

Solo Bici – ¿Cómo surgió la idea de crear Biciclinic?

Biciclinic – Porque los sueños nos hacen grandes, y el sueño de que hubiese un taller exclusivo en Barcelona estaba en nuestras cabezas.

S.B. – ¿Qué ofrece Biciclinic al cliente respecto a una tienda convencional?

B.C. – Un trato personal que poca gente ofrece, profesionalidad, un servicio rápido, compartir pasión por las bicis, amor hacia ellas, curiosidad, y ganas de reparar cualquier problema que entre por la puerta.

“Intentamos dejar perfecto todo lo que nos pasa por las manos”

S.B. – De los servicios de taller que ofrecéis, ¿cuál funciona mejor y cuál tiene más aceptación?

B.C. – Intentamos dejar perfecto todo lo que nos pasa por las manos. Reparamos todo tipo de material, desde bicis básicas hasta modelos de gama alta con la mejor tecnología. Últimamente hemos trabajado, por ejemplo, con montajes de grupos electrónicos, customizándolos según las preferencias de los clientes.

S.B. – ¿Funciona bien la reserva de hora para el taller? ¿Es un servicio que cada vez tiene más demanda?

B.C. – La reserva siempre ha sido algo importante para nosotros , ya que nos gusta hacer los trabajos con tiempo. Sí que es verdad que la gran mayoría se presenta directo en tienda con su bici sin reserva, pero poco a poco vamos concienciado al cliente de la importancia de esto.

S.B. – Lo cierto es que talleres y tiendas de bicis hay muchas en la ciudad de Barcelona, ¿dónde está el secreto de la vuestra?

B.C. – Creo que aquí no hay muchos secretos. Hay gente sin conocimientos de ciclismo que monta tiendas solo por explorar un nuevo negocio. Quizá nosotros hemos hecho lo contrario; sin conocimientos de negocio, pero con mucha pasión por las bicis y por la mecánica, aunque en estos dos años hemos tenido que aprender de negocio para poder gestionar correctamente Biciclinic.

S.B. – Dos especialistas en taller de bicis como vosotros, ¿cómo os ponéis al día?

B.C. – Nos gusta estar enterados de todo, informarnos y formarnos constantemente, incluso comprar material y probarlo. Realmente así se descubren los problemas que entran por la puerta a diario. Nos gusta mucho estudiar bien los componentes para conocer sus secretos.

“Trabajamos solo con Niner por su filosofía, nos encaja a la perfección”

S.B. – Tras estos dos primeros años, ¿qué valoración hacéis?

B.C. – La verdad es que no cambiaríamos nada, al menos en cuanto a los pasos importantes y decisiones estratégicas. Estamos muy contentos del trabajo hecho hasta ahora, y todavía más de la respuesta de nuestros clientes.

S.B. – Finalmente, ¿qué consejo daríais a una persona que quisiera montar su propia tienda de bicis?

B.C. – Que tengan paciencia al principio, cuando todo es complicado. No hay un manual del emprendedor ni ayudas económicas. Solo una buena planificación y marcarte objetivos a largo plazo pueden ayudarte a ir subiendo escalón a escalón.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.