¿Cómo va?

Pues la verdad es que estoy encantado. Tengo el privilegio de poder contar con espacio en el parking para un pequeño banco casero y un compresor de aire para tubelizar, por lo que puedo comparar así las virtudes de esta nueva mancha. Una primera ventaja que le veo es que es mucho más silenciosa que mi compresor, lo cual me permite tubelizar mis cubiertas sin el estruendo de un motor de compresión. Además, aunque es una bomba pesada ocupa mucho menos y me permite llevármela conmigo. La idea es muy buena y su funcionamiento intuitivo. Básicamente se trata de una bomba de pie de calidad, como la Super Charger de la propia casa Bontrager, pero con la particularidad y el ingenio de colocar un cámara de aire adicional junto al cuerpo principal de la bomba.

El mecanismo resulta sencillo, simplemente situamos su generosa palanca roja en la posición de Charge (en la otra posición, la Inflate, actúa directamente sobre la cubierta como cualquier mancha convencional) y procedemos a bomba hasta cargar a la presión que precisemos. En nuestro caso, para talonar cubiertas tubeless ready y tubeless de 29”, la hemos cargado entre 3 y 3,5 bares, con resultado satisfactorio. De hecho, aconsejamos mejor pecar por exceso que por defecto –mejor contar con más presión– y procurar que el neumático no esté apoyado en el suelo para evitar deformaciones por las que en un primer momento se escurra el aire.

¿Para quién es?

Para usuarios que necesiten de una bomba de pie de calidad, duradera, estable y de alta precisión con la que poder talonar neumáticos tubeless desde su propia casa con un ahorro de espacio importante respecto a cualquier compresor. Es especialmente idónea para los maniáticos de los neumáticos, a los que en función del terreno y/o época del año les gusta ir alternando diversas cubiertas, sin la necesidad de acercarnos hasta una gasolinera cercana o molestar al colega para que nos preste el compresor pasadas las 10 de la noche con media sonrisa en el rostro, y despertando a todo el vecindario. En definitiva, más autonomía propia: tubelizar desde tu propia casa sin necesidad de compresor.

¿Qué falta?

El precio es algo elevado, por qué negarlo. En cuanto a su funcionamiento, nos gustaría que la salida del aire pudiera ser más gradual, para que nos permitiera reaccionar con más margen de maniobra en caso de fugas de aire en los instantes iniciales del proceso de hinchado.

 

FICHA TÉCNICA

Precio 125,99 euros.
Garantía 2 años.
Material Cuerpo principal en aluminio y base de plástico con tres puntos de apoyo.
Para válvulas Schrader & Presta
Presón máxima Hasta 160 psi (11 bares aproximadamente).
Descripción
Para todo tipo de cubiertas convencionales inclusive las tubeless tanto de MTB como de carretera.
Colores Únicamente negro.
Web bontrager.com

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.