Un aficionado al ciclismo de montaña se encuentra practicando saltos y maniobras  con su bici en una montaña del desierto de Utah, Estados Unidos, uno de los mejores lugares del mundo para la práctica del MTB. Lo curioso del caso es que el protagonista del vídeo lo hace al borde de un precipicio de considerables dimensiones, con más de 200 metros de altura, y es evidente que no se trata de un experto. Vamos en un lugar que si te caes no lo cuentas, hablando en plata.

Todo parece ir bien hasta que de repente, justo en el momento de saltar de una roca a otra, el biker no calcula bien y se va de morros contra el suelo, quedando muy cerca del borde del precipicio. De hecho, la bicicleta se queda colgando, estando solo sujetada por las piernas del accidentado.

Lo sorprendente del caso es ver como su amigo, quien graba toda la escena, tiene la suficiente sangre fría para echarle una mano a su colega sin dejar de grabar. La reacción del protagonista también es digna de análisis. Por suerte todo quedó en un terrible susto y nuestro amigo ya tiene una historia para contar a sus nietos… ¡Increíble! ¡No os lo perdáis!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.