Llega el invierno y con él una de las peores noticias que afectan en gran parte al sector ciclista. Y no hablamos del frío, que también, sino del cambio de hora. Este sábado a las 3 de la madrugada tendremos que retrasar nuestros relojes una hora, con lo que a partir del domingo dispondremos de una hora menos de luz.

Sin duda una noticia que trastoca los planes de todos aquellos ciclistas que salen de ruta y a practicar deporte por la tardes, muchos de ellos cuando terminan su horario laboral. De hecho, son muy pocos los que tienen la suerte, mayormente los jubilados, de salir a rodar a primera hora de la mañana o durante el transcurso de esta. Para la mayoría de los mortales el cambio de hora puede llegar a ser casi tan molesto como el viento o una lluvia intensa en un momento dado.

Es por eso que a partir de este domingo os recomendamos que planifiquéis bien vuestras rutas, con el fin de que la oscuridad os afecte lo menos posible. Por supuesto las luces traseras y delanteras así como las prendas visibles, a poder ser fluorescentes, cobran más importancia que nunca, ya que el riesgo de accidente y de perderse aumenta, tanto con otros vehículos como con el propio recorrido.

Pues bien, ya sabéis, el verano ya es historia y toca volver a comer rápido para poder salir en bici lo antes posible y con luz solar. Llega el cambio de hora y con seis meses por delante.

¡Ánimo, que el tiempo pasa volando!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.