Bos, el fabricante francés de suspensiones, ha abierto su primera oficina internacional en Las Vegas, Estados Unidos. La nueva sede servirá como centro de ventas y  servicios de la compañía para el mercado norteamericano.

“Crear una oficina en Norteamérica era el siguiente paso lógico para nosotros. Es muy importante para los consumidores y para nuestros fabricantes de equipamiento original, además la sede también ayudará a suministrar a los distribuidores de América del Sur”, ha declarado el CEO y fundador de Bos, Olivier Brossard.

Además, su expansión por Norteamérica no acaba aquí y es que, la empresa de Tolouse también ha anunciado su asociación con Suspension Werx  y S4 Suspensions para la distribución de sus productos a Canadá.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.