La empresa de dispositivos GPS WI-MM acaba de lanzar un interesante “gadget” que permite a los bikers tener un control de los senderos recorridos, el tiempo utilizado o las calorías quemadas sin necesidad de llevar consigo el smartphone o el ciclocomputador. Se trata de BP100, un receptor de GPS que se instala en el portabidones de la bici y que está pensado para aportar información de cada uno de nuestros movimientos a los pedales.

bp100-2

El BP100 incorpora su propio modem Verizon con lo que accede a los mapas de la zona donde te encuentras y te da los detalles de los caminos recorridos. La información registrada por el BP100 se puede ver a través de su propia plataforma conectándolo al teléfono móvil o al ordenador a través de bluetooth o bien vía Wifi.

Una de las grandes ventajas del BP100 es que al estar fijo en la bicicleta avisa al teléfono del propietario cuando le están robando la bici. Y no solo eso si no que emite un sonido para alertar tanto al infractor como a los que están a su alrededor. Además, en el caso de sufrir un accidente manda una señal de alerta a los servicios de emergencia con la ubicación exacta.

BP100-4

El BP100 está fabricado a prueba de agua y su batería está pensada para durar 10 horas de carga. Todavía no está disponible para el usuario europeo, pero en Estados Unidos ya se comercializa y tiene un precio de 199$.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.