Y es que en Calfee les gusta hacer las cosas de forma diferente. Y cuando decimos diferente estamos pensando por ejemplo en el momento en que decidieron fabricar una bici con madera de árbol o su modelo más famoso de MTB realizado en bambú, sin olvidar los curiosos diseños de bici de carretera en fibra de carbono, que llegaron a rodar bajo las zapatillas de personalidades mundiales del ciclismo como Greg Lemond. Craig Calfee ya andaba en bici por el bosque cuando era pequeño, en su pueblo natal, pero fue en su época como mensajero en Nueva York cuando se graduó como ciclista. Un día su bici sufrió un percance que requería de reparaciones en el cuadro, y Craig, que estudiaba en ese momento Bellas Artes y Escultura, decidió arreglarla con los materiales de fibra de carbono y epoxi que tenía a su disposición en la fábrica de barcos y lanchas, donde también se sacaba unas perras para continuar estudiando. En sus experimentos, con la fabricación artesana de bicis, comenzó a ver los paralelismos entre la escultura y la bici como diseño industrial interesante, y devoró todos los manuales que pudo sobre construcción de bicicletas de forma artesanal. Años después, sus creaciones de fibra de carbono han sido aclamadas como unas de las más originales surgidas de la costa de Santa Cruz, California, y sus múltiples premios en la NAHBS (North American Handmade Bicycle Show), entre ellos el Best Road Bike, Best Off-Road Bike y el Peoples’ Choice Award atestiguan el buen trabajo realizado por Craig y su equipo en California.

Bamboo

Pero la producción de Calfee, especialmente en cuanto a mountain bikes se refiere, que es lo que aquí nos interesa, dio un giro cuando a Craig se le ocurrió, hacia 1998, fabricar unos cuadros en bambú para sus amigos. La voz corrió rápidamente y pronto la demanda hizo que Craig tuviera que producir sus cuadros de bambú para el público, que dio lugar a una de las mountain bikes más famosas (aunque minoritaria), la Bamboo, fabricada con la combinación de bambú especialmente tratado, con punteras de titanio, racores en resina natural (en vez de carbono) y una rigidez y solidez mayor que muchos cuadros de carbono, aunque con algo más de peso, el pequeño precio a pagar por tener una pequeña obra de arte bajo tus pies. Por si fuera poco, Craig ha iniciado un proyecto en Ghana, África, para fabricar de forma sostenible y local bicicletas de bambú en la zona, donde esta planta es un recurso barato para sus habitantes y que puede dar acceso de forma económica a mucha gente a una bicicleta como forma de transporte diario, que mejore así su calidad de vida.

www.calfeedesign.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.