Toda la tecnología de hidráulicos que atesora la Cannondale Jekyll con ese amortiguador de doble cámara y con dos modos de funcionamiento Flow y Elevate) suena muy bien, ¿pero en qué se traduce a la hora de montar? Pues bien, una vez en el terreno, sus ventajas son fáciles de apreciar. En el modo Flow, la bici no es una gran pedaleadora, seamos francos, pero absorbe como la que más descendiendo, y de una forma muy controlada, gracias también a su larga distancia entre ejes.

Y es que ha sido diseñada así, supliendo sus defectos de monopivote mediante la tecnología del amortiguador y su modo Elevate, que permite ajustar la compresión y el SAG a niveles propios de una bicicleta de rally y hacerla una gran pedaleadora, todo ello ayudado por su bajo peso. Con una geometría modernizada respecto a la versión anterior, nuevas ruedas de 27,5” y una postura muy buena de pedaleo, en la posición Elevate, de 95 mm, la bici reacciona sin dudar, gracias también a su marcado ángulo de sillín (75°) y su ángulo de dirección no tan lanzado como en sus competidoras (67°). Ello le hace perder algo de aplomo en las bajadas más suicidas, pero que queda compensado en parte por la gran absorción de la Lefty Supermax y su increíble rigidez estructural.

0003 IMG 3319

Rigidez brutal

De monolítica también podríamos calificar la rigidez del cuadro en Carbono Ballistec HM, imperturbable gracias a los ejes y rodamientos sobredimensionados de 15 mm, y que no permite la más mínima flexión lateral. Desde luego, uno de los más rígidos que hemos probado nunca. Las vainas se suman a esos ángulos moderados para ofrecer más manejabilidad que estabilidad, quizás por eso conjuga bien con el estilo alegre de pilotar de Jerome Clementz.

 

Con un equipamiento de muy alta gama en todos sus componentes (aunque nos hubiera gustado ver unas ruedas algo más exóticas y un manillar más ancho), la sensación de calidad dentro de su recogida postura de pedaleo (aunque algo alta) está presente en todo momento, y si podemos obviar la rara visión que nos aporta la Lefty, para los no acostumbrados, la Supermax 2.0 PBR, también con su innovador offset de 50 mm, nos sorprende con un tacto muy suave, gracias a su nuevo sistema híbrido, que aprovecha lo mejor de cada sistema.

De todas formas, lo más importante en esta bici es dar con la regulación adecuada del amortiguador. Es la clave de su eficacia (y para evitar problemas con el amortiguador) y con la tabla que la propia bici incluye en el cuadro, deberíamos lograr ese SAG en torno al 30-35 % que nos permite aprovechar los dos modos, Flow y Elevate, a fondo y poder afrontar cualquier terreno sin problemas.

¿Cómo funciona el cambio de geometría?

La primera versión de la Cannondale Jekyll ya permitía un efectivo cambio de geometría en sus bicis, mediante el cambio de ubicación del amortiguador, roscándolo hacia delante o hacia atrás en su propio soporte. Volamos hasta 2015 y, siguiendo con la línea de utilizar amortiguadores específicos para la tarea, Cannondale continúa la saga de la afamada Jekyll con una plataforma totalmente renovada y enfocada 100 % al enduro. A modo de introducción, el sistema de la Jekyll se basa en el amortiguador de aire DYAD RT2, producido en colaboración con FOX y que dispone de dos cámaras separadas y cada una con su propia función. Es como tener dos amortiguadores en uno, el primero de ellos con 160 mm de recorrido y un damping y feeling de descenso, y otro de 95 mm con un ajuste más firme y proporcionando una mejor plataforma de pedaleo para las subidas más complicadas. Todo ello con ajustes diferenciados de compresión en baja, compresión en alta y controlado mediante un mando remoto en el manillar, que nos permite ajustar la bici en un segundo.

Habla la marca

Igna

Ignacio Giménez, Cannondale

“El sistema de cambio de recorrido utiliza el amortiguador FOX DYAD de doble cámara, diseñado específicamente para Cannondale y que ha demostrado ser uno de los amortiguadores más fiables y robustos que hayamos montado nunca. Gracias al sistema de doble cámara es capaz de proporcionar 160 mm de suave recorrido en modo Flow y 95 mm de progresividad en modo Elevate, además de variar su geometría utilizando el SAG en cada una de las posiciones”.

(Pasa a la próxima página para ver la ficha técnica)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.