Canyon, fiel a su filosofía de precios ultracompetitivos, nos ofrece su top class por debajo de los 5.000 euros (aplauso). Además de una estética muy cuidada, la marca germana marca paquete y se sitúa con la aparición del sistema Shapeshifter a la vanguardia de las innovaciones técnicas demostrando que no solo es una marca de precios competitivos.

Dos caras, dos regulaciones de geometría. Pero eso no es todo, porque además nos permiten elegir entre dos geometrías: la Regular y la Race. La primera está más enfocada a riders más populares y la segunda, por expresa demanda de los corredores del Team que requerían una bici principalmente más larga del tubo horizontal, para lograr más estabilidad a altas velocidades y en las bajadas más inclinadas. Ello comporta que el Front Center, la distancia entre el eje de pedalier y la rueda delantera, en la versión Race sea 30 mm más larga, por lo que exige un tipo de conducción diferente, mucho más agresiva especialmente para atacar las curvas enlazadas más cerradas. Por el contrario, la Regular al ser más compacta es ideal para los que buscan una bici ágil y más divertida de conducir en senderos revirados.

En marcha

Nosotros, por osados, quisimos probar la versión Race. Y sí, efectivamente, su tubo horizontal es muy generoso, 629 mm en talla M, algo parecido a la Mondraker Foxy, por ejemplo. Tubos largos y potencias cortas que durante las primeras salidas requieren de un corto período de adaptación para aprender cómo atacar los ángulos, muy diferente a lo que lo haríamos con una bici de trail, por ejemplo. En marcha, la utilización del sistema Shapeshifter es algo más complejo de lo que nos imaginábamos, y requiere de algo de maña y práctica para familiarizarnos.

Por defecto se encuentra en la posición XC (130 mm) y para pasarla a la DH (160 mm) accionamos con firmeza el mando a la vez que comprimimos la suspensión con un golpe de riñón. Para volver a la posición XC, accionamos el mando a la vez que trasladamos todo el peso al tren delantero de la bici para ayudar a que el pistón se extienda. En cuanto a sus componentes, destacan sus llamativas y eficaces ruedas Mavic Enduro y los nuevos frenos SRAM Guide RSC, con todo tipo de regulaciones y disco de 200 mm delantero al más puro estilo DH. El comportamiento de la horquilla FOX 36 es sensacional, con su reciente actualización del cartucho RC2 y el sistema interno de cámaras. De lo mejor que ha pasado por nuestras manos.

Cómo funciona la geometría

Vincenz Toma, jefe de desarrollo de Canyon, y Fabien Barel, rider estrella del equipo de enduro, son los grandes culpables del desarrollo de este sistema nunca implantado hasta la fecha. La Strive, por el momento, es la única bici de Canyon que lo lleva, y consiste en un pistón de gas integrado en el anclaje del amortiguador trasero, controlado por un mando remoto en el manillar, que nos permite alternar dos modos: el DH y el XC. Activando el modo DH, los ángulos de la dirección y la tija se abren (alrededor de 1,5º en la dirección y de 1º en el sillín), el pedalier baja 19 mm y disponemos de 163 mm de recorrido trasero con un SAG inicial del 25 %.

Volviendo a la posición XC, recuperamos una posición de pedaleo más elevada y efectiva, con 130 mm de recorrido y un SAG alrededor del 15 %. Esto es debido a que su revolucionario pistón actúa sobre la fijación superior del amortiguador, alejándolo (en modo XC) o acercándolo (en modo DH) del eje de giro principal de la bieleta de la suspensión, lo que se traduce, como veremos, en un cambio del comportamiento de la suspensión y su recorrido.

Habla la Marca

César Rueda, Market Assistant Canyon Spain

César Rueda, Market Assistant Canyon Spain

“El Shapeshifter es un hito dentro de la marca que demuestra nuestro dominio tecnológico. Cada día las bicis de enduro se radicalizan más, la exigencia es máxima. Por esta razón era necesario ofrecer al usuario una bici que le permitiera bajar como una DH y que rodara y subiera mucho mejor que las enduro convencionales. Otro punto importante del sistema es su sencillez al usar un amortiguador convencional, con la ventaja que ello supone en cuanto a mantenimiento”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.