¿Cómo va?

Lo primero que me ha llamado la atención es la gran comodidad de las almohadillas internas. Suaves al tacto, tullidas y de calidad. No en balde están realizadas en un material antialérgico para gestionar condiciones de humedad (sudor) y garantizar un pronto secado. Y es que si un casco no es cómodo, olvídate de todo lo demás. La morfología del Selev XP es bastante particular, con una nariz muy prominente que se adentra en nuestra frente y aporta una estética muy agresiva, muy de carreras. Sin embargo, sus laterales son anchos y generosos, de ahí que bikers con cabeza estrecha no acaben de casar con sus formas.

El casco es sin duda ligero, no es nada molesto en marcha y en los tramos más abruptos la sujeción es excelente. Posee un cierre trasero muy bien trabajado, el clásico cierre de rulina con el que gestionamos el apriete, pero a su vez también posee un ajuste independiente que nos permite seleccionar la altura donde abraza el cierre para garantizar así que el propio cierre se adapte a la morfología de nuestra cabeza y evitar que coincida con alguna protuberancia craneal que nos genere incomodidad.

En cuanto a ventilación se refiere, sus 29 aberturas garantizan una buena circulación del aire. En términos de seguridad, no hemos tenido ningún impacto importante, pero sí os podemos informar que dentro de su estructura se halla un trenzado que evita que el casco se despedace en caso de impacto. Además, la capa de policarbonato que recubre la cáscara lo dota de un plus de protección.

¿Para quién es?

Se trata de un casco tradicionalmente empleado por ciclistas de carretera, como el equipo femenino de ciclismo en ruta del Astana, pero también es el que utiliza David Valero, primera espada del equipo Olympia y número 1 del ranking nacional, ya que por su buen peso y ergonomía, lo pueden llevar usuarios que practiquen mountain bike, siempre y cuando hablemos de un perfil rally/maratón.

¿Qué falta?

La inclusión en su gama de la talla S para usuarios con un diámetro craneal inferior a los 54 cm apuntalaría su gama de cascos con un mayor potencial de usuarios que por una simple cuestión de talla no lo pueden llevar. Otro apunte es que no lleva visera. Para el MTB es muy útil, por ejemplo cuando el sol está bajo y sobre todo en condiciones de barro, pues salvaguarda un poco las salpicaduras en nuestra tez. No obstante, para quien, por cuestión de gustos, no case con la visera y encima sea una talla media o larga, estas cuestiones no serán ningún problema para disfrutar de un casco de calidad.

Características técnicas

Precio  179 euros.
Peso 306 g en talla L (58/62 cm).
Colores Verde/blanco/rojo (ITA), negro (07), negro/amarillo flúor/blanco (27) y blanco (10).
Tallas M (54/58 cm) y L (58/62 cm).
Descripción Casco para MTB y carretera, realizado en EPS de alta densidad, dotado de 29 oberturas y con homologación CE EN 1078.
Garantía 2 años.
Web selevhelmets.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.