¿Cómo va?

Es impresionante la facilidad para sacar el nuevo casco integral de FOX de su funda acolchada en la que viene protegido y listo para viajar. Su carcasa en carbono ya nos hace intuir que el casco va a ser cómodo, seguro y va a estar plagado de tecnología. Y es que este es actualmente uno de los cascos más deseados para el DH o el enduro más bestia. Fabricado en fibra de carbono, con un interior de foam EPS, la intención de FOX era crear el casco de DH mas cómodo y ventilado del momento, y van por buen camino. Con una gran variedad de tallas para un ajuste perfecto (algo que no sucede con otras marcas), dispone de nada menos que 17 ventilaciones para asegurar que tu cabeza permanece seca y fresca en los descensos más largos y calurosos.

En nuestras pruebas durante la primavera pudimos observar una muy buena ventilación y que el casco no estaba tan húmedo como otros modelos después de sesiones intensas de enduro, donde hay más pedaleo del que sería recomendable para este tipo de cascos. Su tecnología de material Dri-Lex interior para evacuar el sudor colabora con esos canales de ventilación para crear un casco bastante fresco (todo lo fresco que puede ser un casco de DH, claro está). La verdad es que no hemos llegado a probarlo con más de 25 grados, pero de ahí para arriba ya sabemos que hay pocos cascos integrales que nos vayan a evitar sudar como animales en los descensos del verano. A destacar también el buen acabado y detalles de la mentonera, tanto en las rejillas externas como en el acolchado en goma interior que protege aún más la zona en caso de impacto frontal.

¿Para quién es?

Se comenta que antes de la aparición del FOX Rampage Pro Carbon Demo, Josh Bryceland montaba siempre con cascos de motocross, porque le ofrecían más protección y seguridad en caso de caída. Actualmente, Josh Ratboy, esponsorizado por FOX, corre con este modelo de casco, así que en cierta medida nos garantiza que el Rampage Carbon realmente aporta un plus de seguridad, ya que nadie arriesga su cabeza en las pruebas de DH a escala internacional por mucho sponsor y contratos firmados que tenga…

Está claro que es el casco perfecto para riders de DH con el dinero para permitírselo, ya que no es un casco barato. Su bajo peso también lo hace idóneo para aquellos riders de enduro que corren con dos cascos, uno de trail para la subida y otro integral para la bajada. Sus 1.180 gramos lo hacen más portátil que otros modelos, aunque quizás el peso no es su característica más importante, sino que FOX se ha centrado en ofrecer la máxima protección posible, al combinarlo con una buena aireación y comodidad (de hecho, el modelo estándar pesa menos que el de carbono). Nos ha encantado el amplio campo de visión que ofrece, con una mentonera más alejada de lo normal para permitir una mejor respiración y un tamaño que permite el uso de las gafas de mascara más anchas del mercado sin problemas.

¿Qué falta?

Poco que objetar a este elemento de seguridad (y deseo), con un look muy motocross y un volumen algo superior al resto de los cascos integrales, pero el extra de protección que ofrece lo justifica sobradamente. Cuidado con las tallas si estás entre dos, ya que el soporte al nivel de las mejillas es bastante ajustado.

 

FICHA TÉCNICA

Precio 390 euros.
Peso
1.180 gramos (talla L).
Tallas
S, M, L, XL y XXL.
Descripción
Casco integral de descenso fabricado con exterior de fibra de carbono e interior en foam tipo EPS. 17 orificios de ventilación, tejido Dri-Lex TM en el interior para evacuar el sudor y espumas extraíbles para su fácil lavado.
Colores Rojo-blanco y Black camo.
Web www.foxhead.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.