En Kali Protectives han estado preparando su nuevo casco Shiva durante casi dos años. De la misma forma que todos los proyectos que se han hecho sobre coches voladores en los últimos años y no se han llevado a cabo, empezábamos a pensar que la fabricación de este casco era otra muestra de investigación, pero poco más. Pero después de una larga espera, el resultado ya está aquí y no es otra cosa que un casco de última generación, con todos los detalles habidos y por haber.

El Shiva no sólo es el casco más ligero y más pequeño con certificado DOT de todo del mundo, sino que es también el más difícil de fabricar. Para construirlo se ha requerido de una combinación única de tecnologías, y varios procesos de fabricación patentados, que han causado más de un año de retrasos en su elaboración. En definitiva se trata de un casco único y muy moderno que combina a la perfección una estética y seguridad pioneras.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.