Hay diferentes modelos, más o menos confortables. Hoy vamos a aprender cómo cambiarlos en casa sin utilizar grandes herramientas y, sobre todo, los errores que nunca debes cometer.

 

1- Si llevamos puesta en nuestra bici empuñadora con soporte rígido de plástico, deberíamos saber que en cuanto a confort, no será el mejor. El tacto es muy rígido y si el objetivo es sustituirlo, empezaremos buscando la manera de poderlo desmontar.

2- Buscamos el tornillo que aprieta la brida que lo sostiene procurando aflojarlo con la ayuda de una herramienta. Con la brida suelta, el puño se deslizará hacia el exterior sin problemas. Repetimos el proceso con el restante.

3- En el caso de que el puño sea de espuma o de silicona y esté gastado o deteriorado por una caída, podemos ayudarnos con una jeringuilla con alcohol e inyectarlo por debajo del mismo de manera que el manguito se despegue del manillar para conseguirlo sacar.

4- Un consejo que doy siempre es dejar unos minutos el puño puesto en el manillar como se puede ver en la foto. Así le damos la forma para que insertarlo no sea tan complicado. Para este procedimiento no necesitamos usar ningún producto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.