Aaron Gwin ha vuelto a demostrar este fin de semana que es un rider de otra galaxia, y que hoy por hoy, en la disciplina de DH no tiene rival. Y es que en la prueba de la Copa del Mundo de DH que se ha disputado en Leogang, Austria, el californiano ha hecho lo imposible para volver a ganar.

Los organizadores de la carrera en Leogang hicieron algunos cambios importantes en la pista para este 2015, añadiendo más características naturales, cambios de líneas y más saltos. Y resultó todo un éxito.

Si el año pasado ya tuvo problemas con sus llantas, en esta edición el de Specialized rompía la cadena de su bici casi en el inicio de su bajada final. Sin ponerse nervioso, como hubiese hecho todo hijo de vecino, Gwin sacó todo su talento para ejecutar una bajada para la historia. El campeón estadounidense increíblemente logró mantener la compostura y se llevó la 12ª victoria en la Copa del Mundo de su carrera.

Al finalizar la prueba y antes de subirse al podio Gwin aseguró que “he tenido suerte que este circuito no requiere mucho pedaleo, sólo en la zona intermedia, así que he intentado ir lo más rápido posible, agachar la cabeza en las zonas rápidas y mantener la velocidad. Hacía algo de viento y también he jugado con eso. Simplemente no me lo puedo creer. Por algún motivo siempre que vengo aquí me pasan cosas extrañas”.

En el siguiente enlace podéis consultar las clasificaciones masculinas de las prueba de Leogang.Después de tres pruebas disputadas, Aaron Gwin es más líder de la general de la Copa del Mundo. ¡Os seguiremos contando!

Por lo que respecta a las féminas fue Rachel Atherton quien se adjudicó la victoria con casi dos segundos de ventaja respecto a la segunda clasificada.

En el siguiente enlace podéis consultar las clasificaciones femeninas de la prueba de Leogang.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.