¿Cómo va? 

No podíamos pasar por alto la prueba de una de las cubiertas más archiconocidas del XC y que recientemente ha celebrado su veinte aniversario. Aún recordamos a Julien (Absalon) hablándonos a las mil maravillas de ellas cuando se alzó con la victoria en el Mundial de 2007 o de ese marciano enlicrado en papel de plata que logró el récord de velocidad en bici, !222.22 km/h! ¿Adivináis con qué cubiertas? Y es que los clásicos parecen estar de vuelta o al menos adaptándose a los nuevos diámetros y compuestos.

El nuevo Python II posee una nueva carcasa de triple compuesto. El más duro se emplea para la estructura del neumático, el intermedio para los tacos centrales y el más blando de ellos para los tacos laterales que se alinean en formaciones de tres en tres. Pero vayamos al grano. Nos costó poco montarlas, sin pelearnos en exceso para talonarlas y tubelizar. En seguida adviertes dos cosas; la primera, que poseen un balón muy generoso, más que unas Schwalbe Racing Ralph, por ejemplo (era la cubierta que sustituimos para la prueba). Y una segunda es que el dibujo de la cubierta, aparentemente, no ha cambiado mucho.

Sí que advertimos que los tacos intermedios se han suavizado entre los centrales y los laterales, facilitando así las transiciones y dotando la cubierta de una forma más armónica, más redondeada, sin un perfil más cuadrado como en la anterior versión. En marcha notas cómo ese balón generoso te permite traccionar con un plus de comodidad en terreno suelto y roto. Pero su punto fuerte es sin duda la velocidad, debido a la baja resistencia de rodadura; por ello decidimos que la mejor opción es montarlo en la rueda trasera.

Su terreno ideal es en seco o húmedo y compacto, puesto que el barro se le atraganta, ya que, al tener una morfología de taco de bajo perfil, provoca que deslice con facilidad y no evacue con rapidez el lodo. No obstante, dentro de los neumáticos rodadores de XC, nos han parecido más polivalentes de lo esperado, ya que sus tacos de dibujo asimétrico proporcionan un agarre razonable.

¿Para quién es?

Las nuevas Python están disponibles para los tres diámetros de rueda (en 26”, en 27.5” y en 29”) para usuarios que busquen un neumático rodador, veloz y de balón generoso. No sólo exclusivo para bicis de XC o maratón, también para bicis de mayor recorrido, tipo enduro light o trail, que lo quieran equipar en su rueda trasera en la versión de 2,25.

¿Qué falta? 

Limitados. Los usuarios que por manía o por gusto quieren montar el mismo modelo de neumático para ambas ruedas no casarán con ellos en según qué terrenos, sobre todo en la rueda delantera. Por la morfología y características, es mejor combinarlos con el Hutchinson Toro para la rueda delantera, por ejemplo.

 

Características técnicas

Precio 49,90 euros.
Peso 776 g, en 27.5”.
Colores Únicamente en negro.
Diámetros Para 26”, 27.5” y 29”.
TPI 66.
Modelo En 27,5 x 2.10, Tubeles Ready, Hardskin y con el compuesto Race Ripost (un plus de refuerzo para evitar pinchazos).
Web www.hutchinsontires.com

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.