Dani Rovira se atreve con el reto del desierto. El actor malagueño competirá en la Titan Desert 2016, que se disputa en Marruecos entre el 24 y el 30 de abril. Y lo hace encuadrado en el equipo Freno al Ictus, que por segundo año acude a la prueba para dar visibilidad a su causa contra esta enfermedad. Todos los integrantes del equipo realizarán la Titan al manillar de una Scott Spark, una bici que se adapta muy bien a las condiciones del desierto marroquí.

Al igual que en 2015, el equipo Freno al Ictus para la Titan Desert 2016 promovido por la Asociación Freno al Ictus, cuenta con el apoyo de Mammoth, Scott, Fundación Marazuela y el Ayuntamiento de Las Rozas. Además, en esta ocasión se ha sumado la firma alimenticia Yatekomo, de la que Dani Rovira es imagen.

Rovira, que anteriormente había competido y finalizado en el Maratón de Barcelona, nunca antes ha participado en una prueba ciclista. “Acabo de rodar una película sobre una persona afectada de esclerosis múltiple, Ramón Arroyo, que realizó el ironman de Barcelona cuando le dijeron que no podría correr ni 100 metros”, explicaba el actor. “Entonces surgió la idea de entrenarme para afrontar el medio ironman de Calella. Y en estas mi preparador, Martín Giacchetta, me dijo que me iría bien hacer la Titan Desert… y me han liado, la Titan Desert como entrenamiento. ¡Casi nada! Y aquí estamos”, concluía Dani.

Y además lo hace apoyando a la causa de Freno al Ictus: “Ese es otro de los alicientes de esta aventura. Si conseguimos concienciar a la gente de que llevando una vida sana podemos evitar muchos problemas de salud como el ictus, y además ahorrar a los familiares más cercanos el sufrimiento que conlleva tener a una persona querida enferma, pues mejor que mejor”, asegura Rovira.

El equipo Freno al Ictus nació de la mano de Julio Agredano, que sufrió esta enfermedad en 2011. “Entonces llevaba una vida sedentaria poco sana. Sufría obesidad, colesterol por las nubes, y en unas vacaciones con 39 años me sorprendió el Ictus. Para superarlo comencé a practicar ciclismo, y el pasado año afrontamos por primera vez la Titan Desert para llevar nuestra causa a una de las pruebas de mayor prestigio del calendario. Una lesión me impidió acabar, y este año regresamos con el mismo objetivo: acabar y poner freno al ictus”, explicaba Agredano.

El pasado año el equipo Freno al Ictus contó con seis participantes en la Titan Desert, y en esta ocasión ha crecido, no sólo por la incorporación de Dani Rovira y su preparador físico Martín Giacchetta, sino que se han sumado al reto otros muchos valientes, completando una formación de 26 ciclistas.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.