Él sabía lo que quería: saltos increíbles en un lugar único, con la pendiente perfecta y el barro justo. Así que cuando vio la oportunidad de construir su propio curso de slopestyle en el Coast Gravity Park, Logan Peat no dudó en hacerse con algunas herramientas y empezar a esculpir.

Con mucho trabajo y sacrificio el sueño de Logan se hizo finalmente realidad. El resultado es este fantástico bikepark en el que el espectáculo está más que garantizado.

No os perdáis el vídeo y el espectacular descenso que protagonizan el mismo Logan, Paul Genovese y el gran slopestyler Brandon Semenuk.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.