¿Las habéis visto? Las llaman las bicicletas fantasmas, aunque su labor es hacer visible una realidad. Hablar sobre este tema no es lo más divertido del mundo, pero sí se merece toda nuestra atención. Todos sabemos que moverse en bicicleta tiene sus riesgos y más si compartes la vía con motos, coches, taxistas, camioneros y autobuseros, que no son conscientes del peligro que conlleva no dejar 1,5 metros de separación entre ellos y nosotros.

GHOST BIKES es un movimiento que reivindica el derecho de los ciclistas a circular seguros, y lo hace recordando a todos aquellos que han perdido la vida en las calles y carreteras de todo el mundo. Son bicicletas pintadas de blanco y aparecen encadenadas en un poste o farola cerca del accidente. Suelen tener una pequeña placa conmemorativa. Las GHOST BIKES o ‘bicicletas fantasmas’ nos sirven para ser conscientes de que allí ha habido un accidente mortal de un ciclista y llevarlos en nuestra memoria.

El movimiento GHOST BIKES empezó en 2003 en St. Louis, actualmente podemos encontrar las bicicletas fantasma por todo el mundo. La organización quiere llevar el movimiento lejos y conseguir, poco a poco, que circular en bicicleta sea un medio de transporte más seguro.

En su página web, ghostbikes.org, podéis encontrar toda la información. Ver las fotos de las bicicletas y leer lo que sucedió. Dicho así, es cierto que parece un poco macabro, pero es una buena manera para concienciar a la gente. Un giro brusco sin avisar, no fijarse bien en un ceda al paso, conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier error por pequeño que sea a manos de un vehículo motorizado puede acabar con el débil cuerpo de un ciclista.

Así pues, nosotros aplaudimos este tipo de iniciativas y os invitamos a seguirlos. Ojalá este movimiento acabe siendo algo anecdótico y no una realidad.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.