Espectacular primera edición de la Powerade Non Stop Barcelona-San Sebastián, una prueba que se ha caracterizado por su dureza, la gran variedad de recorridos y unas condiciones climatológicas adversas para los participantes. Los primeros en cruzar la meta han sido el equipo MMR-Powerade-Garmin, con un tiempo de 28 horas 43 minutos y 56 segundos tras 750 kilómetros pedaleando de día y de noche.

La Powerade Non Stop Barcelona-San Sebastián se inició en el Estadio Olímpico Lluís Companys de Montjuïc de la capital condal a las 20 horas del pasado viernes, y finalizó para los primeros participantes tras casi 29 horas de esfuerzo continuado en la madrugada del sábado al domingo en el Velódromo de Anoeta, en un ambiente plenamente ciclista.

Ibon Zugasti, Vidal Celis, Julen Zubero y Joseba Albizu sincronizaron a la perfección sus relevos y estrategia y lideraron el reto prácticamente desde el inicio la prueba, aunque el equipo Trek también batalló  para terminar en primera posición segunda posición, aunque finalmente se conformaron con la segunda posición, a más de dos horas de los ganadores.

“Ha sido quizás más dura que la Madrid-Lisboa, pero nos hemos entendido muy bien en el equipo y ha salido todo a la perfección, estamos muy contentos de una nueva victoria”,  declaraba Ibon Zugasti, corredor donostiarra afincado en Barcelona, quien pudo unir sus dos ciudades en bicicleta por primera vez.

El MMR-Powerade-Garmin ya había ganado las dos ediciones anteriores de la Powerade Non Stop Madrid-Lisboa,  y esta vez el podio lo completaron el conjunto Trek y el Quipplan-Ireber-Jofemar I.

Una edición en la que los bikers han tenido que superar todo tipo de terrenos, desde unos primeros tramos montañosos en Montserrat, pasando por el desierto de Monegros -que ha sido extremadamente duro por el intenso calor y el viento- y finalizando en las montañas del País Vasco, donde ha hecho acto de presencia la lluvia y la niebla.

Por equipos de uno, dos, tres o cuatro participantes, los más de de 200 participantes repartidos en 83 equipos han ido quemando etapas poco a poco, afrontando tramos nocturnos complicados y exigiéndose al máximo para poder llegar a meta.  El tiempo límite de 50 horas finaliza a las 22 horas de este domingo, por lo que parte de los participantes, especialmente los que corren en solitario, siguen en ruta.

Sin duda un formato innovador que ha gustado a los bikers y que también se ha vivido como una fiesta en las Estaciones de Hidratación donde se realizaban los relevos, ubicadas en Calaf, Balaguer, Candasnos, Zuera, Tafalla, Irurzun, Santesteban, y finalmente la meta en San Sebastián.

El siguiente objetivo non stop para los amantes del MTB es la Powerade Non Stop Madrid-Lisboa, que del 25 al 27 de septiembre disputará su tercera edición, con 770 kilómetros por delante para unir las capitales de la península ibérica, que completa el challenge de la Powerade MTB Non Stop Series.

En el siguiente enlace podéis consultar la clasificación completa de esta espectacular y dura prueba.

Una Respuesta

  1. Jordi

    Buenos días, podriais nencinar algun conentario sobre la categoriua SOLO. Creo que sería un detalle para homenajear un poco a los que lo consiguieron.
    Gracias.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.