HAY GENTE BUENA Y BUENA GENTE, PERO HAY MUY POCOS QUE SEAN AMBAS COSAS. ROBERTO BOU, EN MI OPINIÓN, ES DE ESE TIPO DE PERSONAS. TIENE 22 AÑOS Y ES UNO DE LOS MAYORES TALENTOS NACIONALES. TIENE UN DESPARPAJO EN CARRERA QUE SORPRENDE A LOS MÁS VETERANOS.

Bou te contagia la sonrisa, parece que no haya roto nunca un plato y, sin embargo, canaliza una energía increíble sobre la bici. Estoy convencido de que dentro de unos años lo veremos muy arriba, ya no solo por su talento deportivo, sino que además tiene una gran habilidad comunicativa. Let’s, Bou!

¿Quién es Roberto Bou?

Soy un joven de 22 años nacido en Barcelona y un apasionado del mountain bike desde los 16 años, que es cuando empecé a practicarlo. Soy una persona que le gustan los retos y desafíos, los afronto siempre con ambición y sacrificio, sabiendo que cada día debo mejorar y cumplir mis objetivos para al final lograr superarlos.

¿Cómo empezaste con el mountain bike?

No empecé a practicarlo hasta los 16 años, gracias a un amigo de estudios, Eric Morral, que le compraron una bici de montaña con pedales automáticos, me la dejó y desde ese momento supe que este era mi deporte. Mi familia en principio era reacia, pero después de mucha insistencia accedieron a comprármela en una gran superficie y empecé a entrenar con este amigo. Al cabo de un tiempo había mejorado mucho y me uní a un grupo de ciclistas mayores que yo, y salía todos los fines de semana. Ellos me animaron a federarme y no lo hice hasta que no cumplí los 19 años, ya que a mi familia no le gustaba del todo la idea de ir de carreras de un lado a otro, pero al final accedieron después de un año de insistencia. En mi primera carrera, para sorpresa de todos, gané en mi categoría (sub-23) y aquí empezó todo.

¿Qué sensación produce competir con gente veinte años mayor que tú y ver que te aguantan rueda?

La verdad es que en competición no lo pienso y los valoro como un compañero o un rival más. Puede ser un error, pero no me gusta valorar a la gente por su edad sino por su capacidad de esfuerzo y sacrificio.

¿Qué experiencia deportiva te ha sorprendido más hasta la fecha?

Sin duda la Transpyr del año 2014, donde hice pareja con Israel Núñez y nos llevamos la victoria final. En ella aprendí algunas claves que te pueden conducir a ganar una prueba de este tipo; como afrontar la carrera siendo líderes, saber ahorrar energía o conservar los nervios y la mecánica. De todos modos, el que más me ha impactado ha sido la Titan Tropic by Gaes 2015, donde tuve que emplearme a fondo para ayudar en lo posible a mi compañero de equipo, Diego Alejandro Tamayo, a conseguir la victoria final. Luchando contra el barro y la aventura en un territorio maravilloso, algo inolvidable, para al final conseguir la tercera posición final y ganar la última etapa. Un sueño.

¿Cuáles crees que son tus puntos débiles?

La verdad es que seguro que tengo muchos, pero uno que intento controlar es la falta de paciencia a la hora de tomar una decisión y a veces precipitarme.

Pocos lectores saben que no te depilas… ¿Por qué aguantas con los pelos?

La respuesta es fácil y es que me gustan los pelos. Ja, ja, ja. Creo que los pelos son una segunda protección que el cuerpo nos ha dado después de la piel y que nos protege de pequeños golpes y arañazos. Menudas críticas voy a tener sobre todo de mis amigos los fisios; tranquilos. que la próxima vez me depilo.

¿Qué sueños deportivos te gustaría cumplir?

El principal sería poder participar en unos Juegos Olímpicos. Este año 2015 ha sido un verdadero sueño difícil de repetir. He conseguido ser campeón de España sub-23 de XCM, subcampeón de España sub-23 de XCO y campeón de España de Team Relay con la Selección Catalana. He participado en el Campeonato del Mundo 2015 en Andorra con la Selección Española y he sido por segunda vez campeón de Catalunya sub-23 XCO.

¿Cómo crees que serán las bicis dentro de 10 años? ¿Cómo te imaginas la evolución?

La tecnología avanza a velocidad de vértigo y es difícil predecir su evolución en el mountain bike a 10 años vista, pero seguro que se emplearán nuevos materiales para el cuadro, como el grafeno, el cambio electrónico que ya se empieza a utilizar pero mas evolucionado, llantas y neumáticos de nuevos materiales más resistentes y con menos riesgo de pinchazo.

Una frase que motive a nuestros lectores…

Durante muchos años al leer un libro que me regaló una buena amiga para mi cumpleaños tengo como mi norte una frase que me motiva y que es el título del libro: WHERE IS THE LIMIT? ¿Te suena, Josef? Pero ahora también hay otra de cosecha propia que me motiva: SIN DIVERSIÓN NO HAY SACRIFICIO NI SUPERACIÓN.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.