Foss es una de las soluciones más ligeras y eficaces contra pinchazos. Destaca por su peso notablemente más ligero, por garantizar una vida útil más larga y por contribuir al respeto del medioambiente en su proceso de reciclaje.

Fabricadas a base de un compuesto 100% TPE (thermoplastic elastomer), ofrecen una respuesta excelente frente a todo tipo de pinchazos. Al realizarse una perforación causada por un objeto punzante, la cámara forma un sello hermético instantáneo alrededor del objeto que minimiza la pérdida de aire con gran eficacia. Esto permite seguir circulando con normalidad con el pincho incrustado hasta finalizar el trayecto sin tener que detenerte a cambiar de cámara o reparar el pinchazo y hacerlo además con plenas garantías.

Otra de las características que la diferencian es su baja densidad de tan sólo 0.88 g/cc, lo que las convierte un 30% más ligeras que las cámaras convencionales de caucho.

En Foss también han cuidado el diseño y la estética de su producto. Un claro ejemplo de ello lo encontramos en su válvula fina, con un acabado anodizado azul con el logo impreso.

También cabe destacar el compromiso de la firma con el respeto por el medioambiente, ya que estas cámaras son totalmente reciclables y además no emiten gases tóxicos en el proceso de incineración, algo que sí ocurre con las cámaras convencionales.

Finalmente, la marca también ha diseñado un kit de cómodos parches de rápida aplicación, sin necesidad de utilizar colas adhesivas adicionales y con un resultado efectivo e inmediato.

El vídeo que tenéis a continuación es una clara muestra de la eficacia de esta nueva cámara:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.