No, no nos hemos vuelto locos en Solo Bici. Aunque somos una revista de mountain bike, nos encanta todo lo que lleve ruedas, manillar y cadena, así que este mes nos ha parecido interesante la historia de Faraday, una marca de bicis urbanas eléctricas (sí, eléctricas), pero que nace de una perspectiva muy diferente del resto de las propuestas del sector. Nacida como un proyecto de Oregon Manifest (oregonmanifest.com), una entidad sin ánimo de lucro asentada en Portland, Oregón, que pretende promover la bicicleta como punto de partida de una vida saludable, y su diseño fue encargado al equipo del IDEO (www.ideo.com), junto con Paul Sadoff (de Rock Lobster), con la idea de crear la bici urbana definitiva.

Para ello decidieron tomar el camino de la electricidad, y es que las bicicletas Faraday (en honor a Michael Faraday y sus investigaciones en electricidad) disponen de un motor integrado en el buje, que pasa prácticamente desapercibido y se integra perfectamente en el diseño de la bici. Quizás su segundo rasgo más característico sea el portaequipajes frontal, conectado a la bici con un mecanismo de liberación rápida, que incluye una luz con sensores de intensidad y otros interesantes detalles, como la bolsa de piel hecha a mano o los guardabarros de madera.

Minimalismo integrado

Y es que una de las premisas del diseño de las Faraday era que el sistema eléctrico y el motor de la bicicleta desaparecieran o se integraran en el cuadro, que goza de un diseño de líneas clásico pero a la vez con un toque muy moderno. Es una mezcla muy interesante de líneas, muy bien solucionadas en nuestra opinión. Como muestra de lo acertado de su diseño, la Faraday fue escogida en el Oregon Manifest 2011 como la People’s Choice Winner (‘la favorita del publico’), frente a otras muchas opciones de más de 33 diseñadores del país que se atrevieron con el reto, lo que les llevó a plantear una campaña de Kickstarter para sufragar su producción en serie.

En 2012 lograron su objetivo (y casi lo duplicaron) al conseguir más de 175.000 $, y después de meses y meses de arduo trabajo, los primeros modelos Porteur vieron la luz en 2014, listos para desplazarse sin demasiado esfuerzo por las empinadas calles de San Francisco, donde nacieron, y expandiéndose poco a poco por todo el país, intentando llevar a sus nuevos dueños la ilusión por volver a montar en bicicleta cada día.

www.faradaybikes.com

LA BICI URBANA CON LA MEZCLA PERFECTA DE UTILIDAD Y PERSONALIDAD

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.