Si hay un segmento de cascos que en los últimos tiempos está experimentando una mayor evolución esa es la de los específicos para enduro, en donde encontramos cada vez más, una amplia oferta entre los integrales “light”, los de mentonera desmontable o los convencionales sin mentonera. Pues bien, en esta categoría, FOX acaba de lanzar su nuevo ProFrame, un casco promete romper con todo lo establecido al reunir de una manera muy interesante, todos los beneficios en cuanto a nivel de protección de los cascos integrales, con la ligereza, sobretodo la ventilación propia de los modelos desmontables.

Preparado para descenso, ventilado para enduro

El punto más interesante de este nuevo ProFrame, como hemos adelantado, es sin duda el nivel de seguridad que ofrece con una protección equiparable a la de un casco específico de DH, pero aportando al mismo tiempo, una ventilación que no alcanzan ni siquiera, algunos modelos orientados al enduro. El secreto reside por un lado, en los materiales empleados y por otro, en su innovadora estructura. En la construcción de este casco se ha empleado un compuesto EPS de múltiple densidad denominado Varizorb, que en caso de impacto, consigue un reparto más uniforme de las fuerzas y mayor disipación de éstas. Por otro lado, incorpora la tecnología M.I.P.S que permite un cierto deslizamiento de la cabeza respecto a la superficie interna del casco en caso de que éste, por un impacto, sufra una fuerte sacudida. Otro de los aspectos claves del ProFrame es la mentonera exclusiva de FOX y pendiente de pantente, está fijada al casco ofreciendo los mismos estándares de seguridad que los de un casco de descenso. La mentonera está totalmente perforada, lo que permite que el biker reciba en todo momento flujo de aire en esta zona de la cara.

El más aireado y ligero

El ProFrame cuenta con 15 orificios que cumplen la función de entradas de aire y 9 de salida en la parte posterior del casco, lo que genera numerosos canales de flujo de aire en su interior. La ventilación se presume excelente, extremo que estamos comprobando precisamente estos días, pues en la redacción de Solo Bici, ya contamos con una de las primeras unidades del ProFrame. En talla M tiene un peso de 750 g, cerca de 200 g  menos que algunos cascos consagrados de la competencia y con sistema de mentonera desmontable. Este dato resulta excelente a favor del FOX, que puede considerarse como una opción más que interesante, especialmente, para quien realice enduro de manera más agresiva y necesite una buena protección, pero no quiera renunciar a tener un casco ventilado. Su llegada al mercado es inminente y su precio recomendado, de 270 euros.

Si necesitas escribir a Fox para más información, puedes escribirles a esta cuenta de correo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.