¿Cómo va?

Las nuevas Oakley Prizm Trail Jawbreaker parecen encaminadas a marcar tendencia gracias a un diseño muy característico y fácilmente identificable. Desarrollada junto al ciclista Mark Cavendish, su montura es compleja, ya que más de 27 piezas independientes son las encargadas de darle su tan característica forma. Como no podía ser de otra forma, cuenta con su patentado sistema Switchlock, que nos permite cambiar la lente mediante un mecanismo basculante de su mandíbula inferior.

El propio director de desarrollo de Oakley, Ryan Calilung, nos confesaba que han priorizado tener un amplio campo de visión y protección en detrimento de la ventilación. Por ello cuando realizamos esfuerzos de alta intensidad a baja velocidad (subidas técnicas, por ejemplo) y temperaturas tópicas veraniegas tienen cierta tendencia a empañarse levemente y sus minimalistas entradas de aire son insuficientes para evacuar la humedad corporal. Pero por otro lado, al gozar de un campo de visión tan amplio, nos permite no topar con la montura (visualmente hablando) cuando adoptamos posiciones más agresivas o poco ortodoxas sobre la bici con un extra de protección gracias a su morfología envolvente.

La calidad de sus lentes es excepcional, gracias a ello tenemos un campo de visión más nítido, con colores más vivos (especialmente los tonos rojos y marrones), y que ayuda a ganar en contraste para así leer con mayor precisión las interferencias del terreno. Además, en caso de impacto, sus lentes no se astillan, de modo que evitan importantes lesiones oculares. Por otro lado, las varillas poseen un interesante rango de ajuste, concretamente tres posiciones, que les permite adaptarse muy bien a la morfología de cada casco y lograr así una integración gafa-casco muy homogénea.

¿Para quién es?

A medio camino entre unas gafas de montura tradicional y una tipo máscara de DH o MX, creemos que puede encajar para los que buscan una visión periférica (sin que topemos con la propia montura de la gafa) de alta calidad gracias al contraste que ofrecen las lentes con tecnología Prizm de Oakley específicas para MTB.

¿Qué falta?

Particularmente hemos encontrado que las lentes que vienen por defecto son algo claras, algo traslúcidas. Eso hace que en pista abierta en un día soleado echemos en falta una lente más opaca, por eso creemos que la mejor opción sería optar por una lente fotocromática (que están ya en camino de comercializarse), ya que en MTB, como bien sabéis, la luz es muy cambiante según el terreno por el que transitamos.

FICHA TÉCNICA

Precio 209,00 euros.
Peso
34 gramos.
Medidas De lente, 131 x 53 mm; longitud de patillas, 121 mm.
Descripción
Con un campo periférico en un 44 %, protección a los impactos, lentes Prizm Trail y High Definition Optics.
Colores Polished Navy.
Se incluye Funda, caja blanda y un repuesto del puente nasal.
Web www.oakley.com

Oakley Prizm Trail Jawbreaker disponibles en retto.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.