Garmin sigue con su expansión y esta vez lo hace en uno de los asuntos que preocupa más al mundo del ciclismo en general, la seguridad de los ciclistas. Y es que Garmin ha anunciado la compra de iKubu, una start-up lanzada por un grupo de amigos en Sudáfrica. Esta start-up ha sido la encargada de diseñar el primer radar de proximidad trasero diseñado exclusivamente para bicicletas. El nombre escogido para este dispositivo revolucionario es el de Backtracker.

La finalidad de este radar de baja energía, que se coloca en la parte trasera de la bicicleta, es medir la distancia de los vehículos que se aproximan y transmitir acto seguido la información automáticamente a un módulo de control instalado en el manillar de la bici. Digamos que la función principal de este innovador radar es alertar al ciclista del tráfico y/o personas que se acercan por detrás, de tal manera que la preocupación del ciclista es menor, sobre todo a la hora de circular en lugares más transitados y con más gente.

Las luces que hay en el dispositivo del manillar avisan al ciclista a la velocidad que circulan los demás vehículos, así como la distancia que hay entre la bici y dichos vehículos.

Debido a los problemas de iKubu para vender y dar a conocer el producto, su director general se puso en contacto con Garmin para buscar una solución. Finalmente la multinacional no ha dudado en hacerse ya no sólo con el nuevo producto, sino con la totalidad de la empresa. Al respecto, Franz Struwig, director general de iKubu ha destacado que “Garmin nos da los recursos para desarrollar, introducir en el mercado, y usar como un escaparate nuestros productos que de otra manera no tendríamos”.

Por su parte, el CEO de Garmin, Cliff Pemble ha dicho estar “encantado de añadir esta tecnología a la cartera de Garmin”. Sin embargo, las cifras de la operación no han salido a la luz por el momento, ya que la empresa líder en tecnología y dispositivos deportivos se ha negado en hacerlas públicas. Lo que si parece claro es que con la compra de iKubu por parte de Garmin, la empresa busca dar un paso más en materia de seguridad. Además, los trabajadores de la hasta ahora Ikubu se quedarán en Sudáfrica pero ya como empleados de la multinacional.

Os dejamos con dos vídeos donde queda perfectamente demostrado el funcionamiento del Backtracker, el nuevo radar de proximidad trasera:

2 Respuestas

  1. Fernando

    Muy interesante, pero claro, supongo que solo funcionará en rectas. En carreteras secundarias, llenas de curvas, la efectividad quedará muy reducida…

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.