Cada vez son más los diferentes tipos de candados que hay en el mercado con tal de asegurar tu bici, pero hay uno en concreto que nos ha llamado especialmente la atención. Se trata de Grasp Lock, un nuevo sistema de seguridad para bicicletas que se abre con la huella dactilar. De esta manera se evita lo que quizás os ha pasado alguno de vosotros, no encontrar la llave y por lo tanto no poder sacar la bici.

Fabricado en colaboración con la Universidad de Waterloo, en Canadá, el Grasp Lock está hecho a prueba de agua y funciona a base de pilas. Pese a que no necesita ningún dispositivo móbil para su apertura, también dispone de una app propia que te indica la carga que le quedan a las pilas. Además, un mismo aparato puede ser usado por más de una persona, y es que permite añadir hasta 20 huellas distintas.

Por el momento se encuentra en fase de recolecta de los fondos suficientes para su lanzamiento al mercado, y a falta de 57 días para terminar su plazo en la web de crowdfunding Kickstarter, lleva recogidos 15.880$ de los 75.000 necesarios. En el caso de alcanzar su objetivo, cada unidad tendría un precio de 159$. Si te parece una buena idea puedes colaborar económicamente a través de www.kickstarter.com.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.