El próximo 10 de octubre la localidad de Quincy, en el estado de California, será testigo de una prueba muy singular, una carrera de enduro y de gravel a la vez, la Grinduro.

Con un recorrido de cerca de 100 kilómetros y un desnivel de 2.500 metros la prueba organizada por Giro, combina singletracks con carreteras de gravilla entre las espectaculares montañas de Sierra Nevada. Pese a contar con un recorrido marcado, la Grinduro no nace con la mentalidad de ser una prueba dura y competitiva, sino una manera de disfrutar del ciclismo durante tres días con una disciplina diferente y aprovechar para rodar con los amigos observando el increíble paisaje californiano.

Es por eso que Grinduro pretende ser algo así como una fiesta del mtb y para ello, en la llegada se preparará una zona de encuentro con comida, música en vivo, lugar para acampar y exposiciones de mountain bikes realizadas a mano.

Para más información visita la página web oficial de Grinduro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.