El vídeo que podéis ver a continuación es de esas cosas que no pasan todos los días. Nos encontramos en la tercera prueba del City Downhill World Tour, una competición que aúna una serie de descensos urbanos por distintas ciudades del planeta y que siempre causa furor allá por donde pasa por la espectacularidad y peligrosidad de sus pruebas. Pues bien, la tercera cita del campeonato tuvo lugar en Bratislava, capital de Eslovaquia, y allí ocurrió algo real por inverosímil que parezca.

Bernardo Cruz, uno de los descenders brasileño y sudamericano más conocido, empezó su bajada con absoluta normalidad, pero el brasileño no acabaría su carrera por culpa de una manifestación. Para ser más exactos una manifestación de neonazis. Y es que hasta un total de 300 personas empezaron una protesta que acabaría con fuertes altercados con la policía.

Entre otros destrozos, los manifestantes rompieron parte del circuito montado, el sistema de cronometraje y molestaron al público que seguía el evento.

Gracias a la cámara subjetiva del casco de Bernardo Cruz, hoy os podemos acercar de primera mano como ocurrieron parte de los hechos. No nos queremos ni imaginar el susto que se llevaría el rider. ¡No os perdáis el vídeo de su bajada!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.