Hay un número elegido de personas que nacen con un talento innato, un talento que les capacita hacer fácilmente cosas que gran parte de la gente, por mucho trabajo y horas que le dediquen, no podrá hacer nunca. Es el caso del francés Jerome Clementz, campeón de las Enduro World Series en 2013 y uno de los verdaderos reyes de la disciplina.

Totalmente recuperado de la lesión de clavícula que le dejó fuera de gran parte competición el año pasado, el rider de Cannondale ha empezado esta temporada con el nivel que nos ha acostumbrado los últimos años venciendo la primera prueba de las EWS 2015.

En este espectacular vídeo que nos trae desde las montañas de Finale Ligure, en Italia, Clemetz nos muestra el excepcional nivel de forma en el que se encuentra y que su objetivo no es otro que revalidar el título de 2013.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.