Jimmy Deaton, nacido en Durango, Colorado es conocido por ser uno de los primeros corredores de descenso moderno. Y con “descenso moderno” nos referimos al momento en que el descenso dejó de ser un evento entre colegas, sin reglas y mucha cerveza, como lo eran las Repack Series, para convertirse en una modalidad propia del mountain bike, regida en primer lugar por la NORBA (National Off-Road Bicycle Association) y posteriormente ya por la UCI (aunque actualmente aún sigue habiendo mucha cerveza, pero después del pódium…).

Jimmy Deaton comenzó, como muchos bikers esponsorizados de su época, corriendo en la modalidad de BMX ya desde 1972 y se inició posteriormente en el nuevo y emergente deporte del mountain bike hacia 1981, cuando ganó la primera carrera en la que participó, la Whiskeytown Downhill Race, que, a pesar de incluir la palabra downhill en su nombre, era una carrera de rally-XC en la que había bastantes metros de ascenso. Así, Jimmy fue compaginando, como era habitual para los corredores de la época, las carreras de XC con el descenso y también con otras modalidades como el four cross o incluso el trial.

Adicto a la velocidad

Pero todos recordamos a Jimmy Deaton no por sus victorias en XC, sino por sus imágenes descendiendo a todo gas con las características Yeti amarillas y turquesa de la época (de las que por cierto Yeti ha realizado una edición especial este año para conmemorar su 30 aniversario). Jimmy se impuso enseguida como un maestro de la velocidad, y junto a compañeros de equipo como Myles Rockwell o su contemporánea Missy Giove, solían barrer para casa bastantes pódiums.

Aunque anteriormente también estuvo corriendo para los equipos de Fisher (1984-1986), Raleigh Bicyeles (1987-1989) y Metalsmith (1990), la verdad es que es difícil olvidarnos de míticas carreras como la Kamikaze de Mammoth, donde a bordo de su flamante Yeti, con sus característicos bujes Ringlé, ruedas de disco y manillares increíblemente estrechos, consiguió la victoria en múltiples ocasiones, concretamente en los años 1985, 1988, 1992, 1993 y 1994.

Actualmente Jimmy Deaton sigue muy activo sobre la bicicleta (hemos espiado su cuenta de Strava…) y continúa residiendo en Durango, Colorado, uno de los epicentros del mountain bike americano, donde forma y entrena equipos universitarios y traslada a los chavales sus conocimientos de décadas sobre la bicicleta a toda velocidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.