Este año he tenido la ocasión de formar equipo con una deportista excepcional. Excepcional por su polivalencia, capacidad de sacrifico y por su amor a la competición. Mayalen Noriega es capaz de correr la Cape Epic en mixto como ir a la ABR con su inseparable compañera Sandra Santanyes, hacer una prueba de la Copa de Mundo de triatlón paralímpico haciendo de guía a su compañera invidente Susana o ganar un triatlón distancia olímpica. Es impresionante los días que compite al año, su capacidad de recuperación, sus ganas de sufrir y su pasión por el deporte. Con mucha ilusión os presento a Mayalen Noriega.

Josef Ajram – Cómo ha sido tu evolución en tu vida deportiva. Cómo esta inquietud de deportista polifacética.

M.N. – Comencé como lo hacen casi todos, en la escuela haciendo de todo, fútbol, voleibol, basket, atletismo, pero lo que se me daba bien era la natación y me dediqué bastante a este deporte, desde los 10 años hasta los 22, en los que logré campeonatos nacionales en 100 y 200 espalda y me quedé a las puertas de los juegos de Sidney. Luego hice un poco de aguas abiertas, donde tuve la oportunidad de cruzar con un equipo el canal de la Mancha y el estrecho de Gibraltar entre los más importantes y lograr un récord Guinness. Pero luego unos amigos me animaron a probar el triatlón y me enganché inmediatamente, y es el deporte que hago desde que vivo en España, lo malo es que hace unos años tuve una lesión en el pie que no me permitió correr durante casi dos años y ahora tampoco me puedo pasar mucho en los kilómetros que entreno y es por lo que descubrí el ciclismo. Me gustaba tanto competir que un amigo al verme que no podía hacer triatlón, me animó a probar el ciclismo y así empecé, probando con el CX, la pista, la carretera y ahora más enganchada al MTB.

Josef Ajram – Cómo es el ambiente en la alta competición femenina. ¿Dónde es más competitiva?

M.N. – El ambiente que yo he vivido es muy competitivo, ya que a todas nos gusta ganar, pero fuera de las carreras casi todas nos llevamos bien y tratamos de ayudarnos.

J.A. – ¿Cuántos días has competido este año?

M.N. – Ja, ja, ja, buena pregunta, tendré que ponerme a contar, pero este año ha sido una locura, con tanto viaje y tanta carrera se me ha pasado la temporada volando. He competido alrededor de 100 días. Y he tenido la oportunidad de correr vueltas increíbles como Costa Blanca, Andalucía, Cape Epic, Vuelta a Ibiza, Titan Desert, Barcelona-San Sebastián, Transpyr, Madrid-Lisboa, entre otras.

J.A. – ¿Cómo es tu experiencia como guía de Susana? ¿Qué recuerdo tienes con mayor cariño?

M.N. – Ser guía es una experiencia increíble, ya que te hace pensar y darte cuenta de muchas cosas que la mayoría de las veces no vemos, pero al mismo tiempo es una responsabilidad muy grande, ya que tú tienes que estar al ciento por ciento o más todo el rato, pues hay alguien que depende de ti y tus decisiones en todo momento.

Ser guía de Su es muy gratificante, ya que es una persona que se esfuerza y da su máximo o más cada carrera, y soy afortunada de vivirlo siempre de muy cerca. Tenemos muchas aventuras y muchas vivencias, pero la que con más cariño recuerdo es el viaje por Nueva Zelanda que hicimos después de haber ganado el Mundial. Fue toda una aventura, porque todo lo que hay que hacer en ese país es extremo y a Susana muchas veces le decían que no podía, pero me daba risa que siempre lo lograba y durante todo el viaje consiguió hacer siempre lo que se propuso (ir por cuevas subterráneas, escalar un volcán, suerte que el glaciar estaba cerrado).

J.A. – ¿Qué deporte te gusta más?

M.N. – El ciclismo, soy una enamorada de la bici.

J.A. – Ahora que tu compañero no te escucha, ¿cómo fue la experiencia en la Cape Epic?

M.N. – Padríiiisima, una experiencia inolvidable. Yo creo que es una carrera que se tiene que hacer por lo menos una vez en la vida, lo malo es que una vez que la haces, el resto te parecen poco. La organización es impresionante, cuidan cada detalle, tratan a todos por igual y te hacen sentir de lo mas importante en todo momento. El sitio es idílico, toda una aventura. Y qué puedo decir de Josef, que me acompañó en todo momento y me cuidó muchísimo.

J.A. – ¿Con quién te gustaría pedalear?

M.N. – Admiro mucho a todos los ciclistas, se me hace uno de los deportes más duros y sacrificados que he hecho. Y me encantaría poder pedalear siempre junto a mis amigas las Sandras, Anna Ramírez y María Casanova.

J.A. – Una frase que motive a nuestros lectores.

M.N. – Aunque llegues último en una carrera, siempre estarás por delante de quienes nunca se atrevieron a correrla.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.