En este artículo aprenderemos a simplificar y quitar algo de peso a nuestras transmisiones de doble plato para poder convertirla en ‘single’.

Ir con un plato tiene sus pros y sus con­tras. El peso se reduce por el menor número de los componentes, pero por el contrario se reducen los desarrollos. La practicidad aumenta y la cadena se estresa menos, pero la cadencia varía mucho entre piñones. En fin, no se pue­de definir como la solución definitiva, pero lo cierto es que llevar un solo plato puede traer mejoras sustanciales.

1- VAMOS A TRABAJAR EN LA TRASMISIÓN. El primer paso que vamos a realizar será, con la ayuda de un tronchacadenas, cortar la cadena. En el caso de que lleve un power link, no tendremos que cortar la cadena, sino liberarla con un alicate.

2- PROCEDEMOS A DESMONTAR LAS BIELAS. En el eje siempre hay un tornillo de allen, se afloja y se extraen las bielas del cuadro. Un consejo, aprovecharemos para comprobar que los rodamientos estén bien y en caso contrario los cambiaremos. Si están bien, limpiaremos de polvo y suciedad.

3- EXTRAEMOS LAS BIELAS Y SACAMOS LA CADENA. A continuación liberaremos el cable que controla al desviador. Es importante bajar el desviador a plato pequeño para evitar que el cable no tenga tensión en el momento de soltarlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.