Kross es una marca polaca relativamente nueva para nosotros en España, pero que desembarca con fuerza en nuestro país. Con precios muy competitivos y un equipo internacional detrás que se encarga de exprimir al máximo sus monturas antes de lanzarlas al público. La Level R9 que probamos en una rígida Race Pro con precio de rígida de aluminio… Veamos qué nos ofrece.

Efectivamente, Kross puede ser una marca nueva para muchos de vosotros, y quizás alguien, sin haberse tomado aún el café de la mañana, piense que se trata de otra marca genérica que se limita a poner pegatinas en sus cuadros, comprados al por mayor. Nada más lejos de la realidad, ya que Kross es una fresca y joven empresa polaca que presume de tener un gran equipo de desarrollo y pruebas que diseña y pule sus creaciones hasta el último detalle. Desde su bici de paseo más económica hasta la montura con la que corren la Copa del Mundo sus corredores del Kross Racing Team, todas ellas están desarrolladas in-house con la pasión que todo su equipo respira por el ciclismo.

Fuerte competidora

Y es que uno de los puntos fuertes de Kross es su gran relación calidad-precio. Tenemos que irnos a grandes marcas que producen mucho volumen o a marcas que venden directo por Internet para llegar a ver buenos precios como los que ofrece la marca polaca, con montajes muy racionales y unos acabados muy correctos, especialmente en los cuadros de carbono como el que nos ocupa. Perteneciente a su gama Race Pro, la Level R9 es una de sus máquinas de carreras de gama media, con un precio muy asequible para quien quiera una máquina rígida de carbono de 27,5” con la que empezar a plantearse salidas serias e iniciarse en alguna que otra carrera.

Y para los que quieran ir más en serio, Kross dispone de una gama de precios muy económicos, pero también ofrece máquinas listas para cualquier prueba de rally de nivel internacional, que alcanzan precios elevados, de acuerdo con sus lujosos componentes. Una gama muy amplia que cubre todas las necesidades.

Level R9

El montaje que nos ocupa ofrece un diseño muy racional sobre la base de un cuadro de carbono de su gama Carbon. El cuadro de la R9 se muestra ligero y con unos acabados impecables, aunque echamos de menos un cierre de 12 mm en la trasera, no solo por la rigidez extra que proporciona, sino también por la compatibilidad de ruedas en el futuro. Igualmente el eje de cierre rápido de la horquilla RockShox XC 30 nos parece ya algo del pasado, aunque está claro que es una forma de abaratar algo el coste del producto. Preferiríamos un eje de 15 mm pero por algún lado hay que recortar para poder conseguir estos precios.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.