Ni más ni menos que a 43º bajo cero recibieron el año en la localidad siberiana de Yakutsk, conocida popularmente como la ciudad más fría del planeta, con una carrera de 10 km en mtb. En total 14 valientes desafiaron a la nieve y las extremas temperaturas para realizar la carrera en bicicleta más fría que se haya disputado jamás.

Después de retrasar el inicio debido a la congelación de algunas de las bicicletas, los participantes salieron con más ganas de pasárselo bien que de luchar por la victoria. El triunfo fue para Andrey Popov, que completó el recorrido en 30 minutos y 44 segundos. “Lo importante es abrigarse adecuadamente para no congelarte y convertirte en un frío cubito de hielo”, explicó el vencedor tras llegar a la línea de meta. “Ha pasado mucho tiempo desde que terminó la temporada veraniega así que, para mantener el nivel físico, recomiendo  entrenar disputando este tipo de carreras“.

En categoría femenina, que contaba con la mitad del recorrido, la vencedora fue Nelly Pakhomova con un tiempo de 29 minutos y 51 segundos. Ha sido un auténtico desafío; se me ha congelado la bici y resultaba muy difícil pedalear en condiciones tan extremas, contó Pakhomova.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.