Una mañana, mientras Álex se dirigía a su despacho en moto, Dani Nafría le adelantó por la avenida Diagonal de Barcelona en su bici de carretera y con su equipación WITL. Álex leyó la frase que Dani lleva en su prótesis: “La fuerza está en tu cabeza y en tu corazón” y se quedó impactado. Esta es la forma en la que se conocieron dos de los impulsores del reto deportivo e historia de superación que os presento, tres deportistas que han puesto sus miras en la Titan Desert para ponerse a prueba y superarse a sí mismos.

Solo Bici – ¿Quiénes son Sara, Dani y Álex?

SARA CARMONA – Soy profesora de ciclos formativos de deporte y entrenadora personal. Actualmente estoy haciendo triatlones además de cursas populares.

Soy atleta de Where is the limit y Master Trainer de Nike. Me encantan los retos, pero sobre todo me encanta ayudar a que la gente cumpla los suyos.

DANI NAFRÍA – Quiero creer que soy una persona luchadora, que trata de mejorar cada día y hacer más por los demás que por él mismo, aunque no siempre lo consigue, algo nervioso, desordenado y con demasiadas cosas en la cabeza.

ÁLEX CABRÉ – Tendré 52 años cuando empiece la Titan Desert y soy socio fundador y CEO de Eyewear From Barcelona. Me defino como una persona trabajadora, positiva, constante y muy luchadora.

SB – Cómo surgió la idea de ir a la Titan en corporate?

AC – Ya lo has contado en la introducción de la entrevista. Seguí a Dani por la Diagonal, luego bajó por Paseo de Gracia, hasta que en un semáforo en rojo aparcó su moto, bajó y me dirigí a él. Le propuse ser embajador de Slastik Sun.

La oferta que le hice a Dani fue darle producto y ayudarle a hacer un reto que le hiciera ilusión, pero que por temas económicos no estaba a su alcance. Dani no se lo pensó, la Titan Desert.

En Eyewear pensamos que para que Dani cumpliera su reto necesitaba que alguien le acompañara y le ayudara en los momentos difíciles.

Sara se incorporó al equipo Slastik Sun antes de verano. Era atleta WITL y tenía muy buena relación personal con Dani. El único problema era que Sara nunca se había subido a una bicicleta de montaña. Vimos que le hacía mucha ilusión y que para ella también era un reto personal importante, el introducirse en un deporte totalmente nuevo para ella. Se lo propusimos y nos pidió tiempo para pensarlo. A la vuelta del verano, Sara aceptó el reto: acompañaría a Dani a la Titan Desert.

Faltaba la guinda para montar EL GRAN RETO: un viejo, con sobrepeso y en baja forma física. Álex Cabré.

SB – ¿Cómo os definiriáis deportivamente?

SC – Me definiría como una deportista luchadora, disciplinada y pasional. Cuando me comprometo con algo, intento sacar lo mejor de mí y sobre todo disfrutarlo al máximo.

DN – Deportivamente me defino como multideportista amputado, que disfruta como un niño con el deporte y que se considera amateur aunque a veces he tenido el honor de pelear con los mejores atletas paralímpicos.

AC – He practicado deporte durante toda mi vida. Me encanta aunque por estudios y por trabajo no lo he practicado con la intensidad que me hubiera gustado. Los deportes que más he practicado en mi vida han sido el esquí, rugby y pádel. Bici he hecho relativamente poco.

Puedo llegar a tener una buena capacidad física y resistencia pero necesito mucho entreno.

SB – ¿Qué os da miedo del Sahara?

SC – El no poder soportar las temperaturas, el no estar preparada, perderme entre las dunas… aparte de encontrarme con algún animal no muy simpático…

Más que miedo, quizás es respeto. Por mucho que entrene y llegue a un estado físico óptimo, la parte mental en este tipo de pruebas es muy importante.

DN – El calor y como pueda asimilar el muñón un clima tan duro, ya que es uno de los puntos débiles que me pueden dejar K.O. antes de tiempo.

AC – Del desierto TODO me da miedo. ¡¡Estoy aterrorizado!!

SB – Qué os da miedo de la convivencia entre nosotros-

SC – La verdad que es una pregunta que no me había llegado a plantear, intento pensar siempre en positivo y mi gran objetivo es DISFRUTAR de la experiencia, con lo que no tengo ningún miedo en cuanto a la convivencia porque en la diversión no cabe el mal rollo, la no empatía y menos el mal estar del grupo.

DN – Quizá que apenas nos conocemos, el nivel deportivo de cada uno y el miedo a no ir tan rápido como el equipo pueda y que eso genere más cansancio y más nervios.

AC – Pues la verdad es que hasta que he leído esta pregunta no me había planteado el tema de la convivencia entre nosotros. No lo veía y sigo sin verlo como un posible problema. Nos hemos unido para cumplir un reto común y solo lo conseguiremos si vamos todos a una, como un verdadero equipo que funcione como una piña. Estoy convencido de que el compromiso que hemos adquirido, con el equipo y con nosotros mismos, y la ilusión que cada uno de nosotros ha puesto en este proyecto, vencerá todas las posibles barreras que puedan surgir entre nosotros.

SB – Qué pasará si lo conseguís? alguna promesa?

SC – Si conseguimos el reto nos planteamos mantener el equipo y afrontar nuevos retos y proyectos en la misma línea que éste.

Nos hemos comprometido en aportar 4.000,00 euros a “Aparells Ortopedics Curto” (ortopedia de Dania Nafría) en concepto de ayuda para la adquisición de una prótesis a una persona discapacitada con problemas económicos.

SB – Una frase que motive a nuestros lectores…

La fuerza está en tu cabeza y en tu corazón

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.