El paseo marítimo de Cadaqués (Girona) ha acogido este domingo la llegada de los ciclistas que han participado en la primera edición de la Sealight – Camí de Llum, donde familiares y amigos esperaban los protagonistas de este recorrido inédito. En dos días han unido Cadaqués y Cotlliure (Francia), 150 kilómetros y un 4.500 metros de desnivel por un recorrido junto al mar que ha maravillado a los participantes venidos de toda Europa, que han disfrutado de un fin de semana excepcional pedaleando por la Costa Brava Norte, la sierra de la Albera y la Costa Bermeja de la Catalunya Norte.

Los senderos discurrían entre terreno de viñedos y la luz del Mediterráneo, y las intensas lluvias de los últimos días habían dejado paso a dos jornadas ideales para disfrutar de la bicicleta dejando, eso sí, algunos tramos más complicados de lo previsto por los efectos de las tormentas.  Se han visto mountain bikes, “fat bikes” y también bicicletas eléctricas.

Cadaqués y Cotlliure se han volcado en la celebración de este evento conscientes de los elementos culturales, patrimoniales y paisajísticos que les unen y que ahora han podido intensificar aún más con esta prueba ciclista que ha reunido a una gran diversidad de deportistas.

Ahora toca estar atentos a las fechas y entrenar para preparar la edición del 2017, que aunque todavía falta, vale la pena esperar tal evento por su belleza y dureza: www.sealight.cc

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.