Repasamos en 10 puntos lo mejor y lo peor de uno de los fenómenos que ha entrado con más fuerza recientemente en el mundo del mountain bike, las fat bikes.

1- TRACCIÓN
Su increíble balón permite llevar los neumáticos a muy baja presión. Nosotros hemos llegado a circular a menos de 1 bar de presión en ambas ruedas e incluso hemos podido rebajar la cifra para circular por la arena de la playa o el desierto.

2- FLOTABILIDAD
Su gran diámetro facilita el paso de obstáculos. Engulle todo lo que se le pone por delante y nos permite adentrarnos en terrenos abruptos que con otras bicis se convertirían en caminos de dudosa ciclabilidad.

3- VERSATILIDAD
No importa lo que la ruta nos depare. Permite moverte con solvencia en nieve, barro, piedras, rocas o arena. Por ello es una de las bicis más empleadas por exploradores y aventureros en sus expediciones más extremas.

4- DIVERSIÓN
El hecho de transmitir a un usuario nuevas sensaciones sobre sus grandes ruedas es incuestionable. Para aquel que no busca ni tiempo ni rendimiento, es simplemente una nueva manera de MTB y pasarlo bien.

5- IMPACTO VISUAL
Es una bici de impacto. Durante las primeras salidas con la fat bike todo han sido caras de asombro, estupefacción e interés. Si te gusta pasar desapercibido, ésta no es tu bici.

6- SEGURIDAD
Especialmente en las bajadas, ante pasos técnicos o complicados, la confianza en la tracción y absorción de las cubiertas nos transmite una sensación de control y estabilidad difícil de igualar.

7- VELOCIDAD
A todo el mundo le gusta circular con alegría pero evidentemente el circular a tan bajas presiones nos lastra afectando a nuestra media. En asfalto, el zumbido de los neumáticos se te mete en la cabeza.

8- PINCHAZOS
Es difícil pinchar una de estas ruedas (la llanta más ancha evita los pellizcos de la cámara), pero es complicado tubelizar, el importe de las cubiertas es alto (más de 100 € en ocasiones) y el tamaño de la cámara complica su transporte.

9- CONTEXTO
En el desierto del Sahara, en las dunas de la Titan o en las laderas heladas de la Antártida eres el jefe, pero fuera de su contexto, la mayoría de las bicis son más eficientes en lo que a rendimiento se refiere.

10- PESO
El enemigo de siempre. Las fat bikes no son ligeras, es una evidencia que tendremos muy presente cuando toque dar pedales hacia arriba o bien cuando lancemos la bici al salir de una curva cerrada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.