No hay mejor manera que acabar una buena salida en mountain bike y repasar la jugada en casa. Las GoPro aportan una gran calidad de vídeo y te permiten grabar la experiencia desde diferentes ángulos, pero acaba de salir al mercado la cámara definitiva para cualquier amante de la montaña.

Se trata de la Lily Camera, y es una cámara-drone que no necesita que la conduzcan. A través de un sensor que el usuario se pone en la muñeca, Lily te sigue allá donde vayas desde 10 a 15 metros de distancia. Grava en Full HD Slow Motion, registra sonido, y es a prueba de agua. Además también es cámara de fotos de 12MP y su pequeño tamaño la hacen muy de transportar.

La Lily Camera ya está disponible en su página web y con motivo de su reciente lanzamiento hasta el 15 de junio está a un precio especial de 499 dólares, la mitad de su precio original. Nosotros ya queremos la nuestra.

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.